ENTRADAS

29 jun 2015

AL APRENDER UNA LENGUA EXTRANJERA ¿INFLUYE TU EDAD?

//
Comentarios0
/
¿Cuál es la edad óptima para aprender una lengua extranjera?

Chomsky proclamaba que adquirimos un lenguaje no solo porque nos es enseñado, sino porque nacemos con los principios del mismo, está en nuestros genes debido a nuestra naturaleza y no porque nos lo enseñan. Sin embargo, Eric Lenneberg pese a afirmar que nacemos con los principios del lenguaje, mantenía que existe una fecha límite para ponerlos en práctica. Esta es la hipótesis del período crítico postulada por Lenneberg en 1967.

mayor

APRENDER UNA LENGUA EXTRANJERA: DIFICULTAD Y EDAD CAMINAN JUNTAS

Según el Diccionario de términos clave de ELE, esta hipótesis defiende que «la capacidad para adquirir el lenguaje merma al alcanzar la pubertad, dado que el cerebro pierde plasticidad, circunstancia que implica una disminución sensible de la capacidad para aprender una lengua».

En los primeros años de vida el principal trabajo del cerebro es asegurarse que todas las neuronas están funcionando correctamente. No es un simple establecimiento de conexiones sino de cortarlas. El número de conexiones de neuronas de un niño es el doble que el de un adulto y están estructuradas de forma caótica. Para funcionar correctamente el cerebro debe decidir qué conexiones quiere conservar y cuáles quiere interrumpir. Para eso es necesario comprobar trillones de conexiones, así que el cerebro usa una regla tajante, pero muy eficaz: «o la usas o la pierdes».

En síntesis, Lenneberg postulaba que las zonas cerebrales idóneas para el aprendizaje de una lengua pierden considerablemente su potencial de aprendizaje al llegar a la pubertad (11-15 años de edad), por lo que se debe recurrir y readaptar otras zonas del cerebro para el nuevo tipo de aprendizaje y procesamiento lingüístico. Es en ese momento donde el aprendizaje de una lengua materna (L1) y de la lengua meta (L2) se alejan y resulta sumamente difícil lograr un resultado equiparable.

Por una parte, de acuerdo con el Diccionario de términos clave de ELE los niños generalmente «muestran menos prejuicios a la hora de asimilar un nuevo sistema gramatical, fónico, semántico, etc., menos temor a cometer faltas y quedar en ridículo y menos actitudes negativas frente a la comunidad de habla extranjera; además, pueden dedicar más tiempo al estudio y a la práctica de la L2». Todo esto sumado a la plasticidad del cerebro de los niños hace que se asimile información muy compleja de manera inconsciente y sin esfuerzo.

Por otro lado, «la misma creencia popular de que un adulto no puede aprender perfectamente una lengua extranjera puede condicionarlo de tal modo que, efectivamente, le resulte imposible hacerlo» (Diccionario de términos clave de ELE). Sin embargo, aunque a los adultos les será difícil adquirir un nivel casi nativo de una L2, sí que adquieren más rápido la lengua extranjera en las primeras etapas, son más eficientes en la memorización de vocabulario y el análisis de estructuras por su madurez cognitiva (Navarro, 2009:123).

Así pues, los expertos optan por aprender una lengua extranjera, la segunda lengua, en ese período favorable, para que la adquisición sea «natural y casi nativa». Tras el período crítico, el aprendizaje está influido por múltiples factores como la edad, la motivación, la comunidad de habla, el tiempo empleado, el tipo de interlocutor, la interferencia de la L1, etc. En suma, «cuanto antes comience el proceso de adquisición, mejores serán los resultados, pero es importante también elegir el momento adecuado para no interferir en el desarrollo de la L1 del niño. Es aconsejable empezar a aprender la L2 una vez que el niño ha adquirido un dominio eficiente de la L1 y eso suele ocurrir a los tres años de edad». Puesto que, si el niño adquiere ambas lengua desde el nacimiento adquiere dos lenguas maternas, lo que supone un caso de bilingüismo (Navarro, 2009: 125).

Estas hipótesis sobre la idónea edad para la adquisición de una segunda lengua están estrechamente ligadas a la didáctica de la lengua, por lo que se debe aplicar una enseñanza temprana en el contexto educativo actual y modificar el enfoque didáctico según la edad de los aprendientes, ya que el proceso de enseñanza-aprendizaje, como hemos demostrado anteriormente, es diferente según edad.

Bibliografía

NAVARRO ROMERO, Betsabé (2009). «Adquisición de la primera y segunda lengua en aprendientes en edad infantil y adulta», Universidad de Almería.

INSTITUTO CERVANTES: «Diccionario de términos clave de ELE». 

 

 

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: