ENTRADAS

16 may 2016

AQUÍ TIENES TODO LO QUE HAY QUE SABER DE LA SELECTIVIDAD

¿Sabes en qué consiste la prueba de Selectividad?

Para los estudiantes de 2º de Bachillerato se acerca el momento crucial del curso, ese momento en el que se enfrentan a la tan temida prueba de selectividad. Aunque parece que la prueba tal y como la conocemos tiene los días contados, conviene orientar de forma correcta a todos nuestros estudiantes para que afronten estos exámenes con la mayor tranquilidad posible y aprender a prepararla correctamente (ver consejos para preparar esta prueba aquí).

Selectividad

Selectividad

1.- Estructura de la prueba de selectividad.

La PAU o Selectividad tal y como la conocemos tiene dos fases bien diferenciadas:

a) Fase general.

La fase general es obligatoria  y es, realmente, la que determina si un estudiante ha superado o no ha superado la prueba de selectividad.

En esta fase el alumnado debe presentarse de las siguientes materias:

  • Lengua Castellana y Literatura.
  • 2º idioma extranjero
  • Filosofía o Historia de España (A elegir una)
  • Una materia de modalidad. Esta materia la puedes escoger de entre las materias de modalidad cursadas o no, durante el curso.

La calificación media de estas cuatro materias es la que determina si hemos superado la Selectividad. Para ello será suficiente con obtener una calificación media de 4 puntos.

Cuando llegue el momento de hacer los exámenes, es importante tener en cuenta este aspecto ya que, si al realizar un determinado examen salimos con malas sensaciones o directamente nos ha salido muy mal, no debemos preocuparnos más de lo necesario ya que es posible superar la selectividad al contar la nota media de las cuatro materias.

b) Fase específica.

Una vez superada la fase general (con media superior o igual a 4 puntos)  es el momento de hablar de la fase específica. En esta fase podemos presentarnos   hasta de 4 materias de modalidad. Cuando cursamos 2º de Bachillerato sólo podemos cursar 3 materias de modalidad (4 si escogemos una de ellas como optativa), y hemos utilizado una de ellas en la fase general, por lo que nos quedarán 2 ó 3 materias para presentarnos en esta fase. Sin embargo no es necesario haber cursado las materias en Bachillerato para presentarnos en esta fase.

Esta fase no es obligatoria, sino que tiene un carácter voluntario, sin embargo es recomendable realizarla ya que, en ningún caso nos va a perjudicar y, sin embargo, sí podemos mejorar nuestra calificación para entrar en la carrera deseada.

Aunque nos podamos presentar de hasta cuatro materias de modalidad, sólo nos contarán las dos con mejor calificación.

2.- Un ejemplo para aclarar las cosas.

Pongamos un ejemplo para aclarar la situación. Imaginemos que estoy cursando 2º de Bachillerato y que mis asignaturas son:

Lengua Castellana y Literatura, Historia de España, Historia de la filosofía, Inglés (2º idioma), Matemáticas II, Física y Tecnología Industrial. Supongamos además que estoy cursando Dibujo Técnico II como materia optativa.

En este caso supongamos que escojo Tecnología industrial como materia de modalidad en la fase general, y me presento por Historia de la filosofía. Supongamos que mis calificaciones son las siguientes:

Lengua  7,25

Inglés: 3,43

Historia de la Filosofía: 5,75

Tecnología industrial: 8,5

En este caso mi nota de la fase general será la media aritmética de estas cuatro calificaciones, es decir: 6,2325

Como he obtenido una calificación superior a 4 puntos se me considerará APTO y por tanto he superado la prueba de selectividad.

Ahora bien, en la fase específica puedo presentarme de hasta 4 materias de modalidad, pero no puedo volver a presentarme de la materia que he escogido en la fase general, por tanto, en el ejemplo puedo presentarme de Matemáticas II,  Física y  Dibujo Técnico.

Supongamos que mis calificaciones son las siguientes:

Matemáticas II: 6,80

Física: 3,48

Dibujo Técnico: 6,14

En este caso sólo me contarán  las materias de Matemáticas II y de Dibujo Técnico II, que son las que tengo con mayor calificación. Si no llegamos a la calificación de 5 puntos en alguna materia no contará para el cómputo de la calificación, de forma que si suspendemos todas las materias de las que nos examinamos en esta fase no nos aportará nada a la calificación de Selectividad, pero lo más importante, no nos perjudicará en la calificación.

3.- ¿Qué son los parámetros de ponderación?

Una vez que tenemos claros estos conceptos podemos continuar con la prueba. Hemos comentado que sólo nos contarán las dos calificaciones más altas en caso de ser superiores a 5 puntos, pero, ¿En qué medida cuentan estas calificaciones?

Estas calificaciones de la fase específica tienen un peso asignado que variará desde 0 a 0,2 en función de la carrera en la que nos queramos matricular. De forma que una asignatura que tiene un peso de 0,2 significa que, al sacar un 10 en ella, nos aumentará la calificación de selectividad en 2 puntos.  Por lo tanto si escoges bien tus asignaturas, puedes tener una calificación máxima de 14 puntos.

Surgen aquí varias preguntas que conviene dar respuesta antes de continuar.

¿Dónde puedo consultar las ponderaciones de las distintas materias?

Para conocer las ponderaciones de la próxima convocatoria de Selectividad pincha aquí.

Conviene por lo tanto hacer una buena selección de las materias a presentarnos en esta fase, ya que es posible subir nuestra calificación de selectividad hasta en 4 puntos.

¿Puedo presentarme a subir nota?

Siempre nos encontramos con esta cuestión cuando hablamos de la prueba de selectividad o PAU, y la respuesta es afirmativa. Puedes presentarte a subir nota en las siguientes pruebas de selectividad  o en esta próxima convocatoria si te presentaste anteriormente.

La nota de la fase general no tiene fecha de caducidad, es decir la calificación se te guardará para siempre, sin embargo la nota de la fase específica tiene una validez de dos años, por lo que pasado ese tiempo tendrías que repetir esta fase si quieres que se te apliquen los parámetros de ponderación para subir la nota de la fase general.

Para subir nota hay dos opciones:

a.- Presentarte únicamente de la fase específica. En esta fase recuerda que te puedes presentar de hasta cuatro materias de modalidad. Debes saber que, en este caso, sí se te permite presentarte de la materia de modalidad que escogiste en la fase general (ya que no te presentas a la fase general en esta ocasión)

b.- Puedes presentarte de la fase general para, así, subir la nota en esta fase.

4.- Tipos de reclamaciones.

Una vez desglosada la prueba de selectividad, conviene que estés bien informado sobre los tipos y procedimientos de reclamación, ya que no siempre estaremos conformes con las calificaciones obtenidas.

En este caso tenemos dos opciones:

  • Reclamación ante la Comisión Organizadora: En este caso sólo se comprobará que todas las preguntas estén corregidas según los criterios de calificación, que la nota esté bien sumada y que no haya ningún tipo de error al transcribir la nota a las actas.
  • Reclamación por doble corrección: En este caso el examen lo corregirá un profesor distinto al que ha realizado la primera corrección y puede ocurrir:
  1. Si la diferencia entre la segunda corrección y la primera es inferior a 3 puntos, la calificación final será la media aritmética de las dos calificaciones. Si no estamos seguros de que nuestra calificación es incorrecta puede suponer un riesgo ya que la calificación final puede ser superior o inferior a la que teníamos inicialmente.
  2. Si hay una diferencia superior a 3 puntos, en este caso el examen tendrá una tercera corrección (se hace de oficio, por lo que no es necesario solicitarla) y la nota final será la nota de la tercera corrección.

Es importante conocer bien qué tipo de prueba es la PAU antes de comenzar a realizarla ya que esto nos ayudará a estar más seguros en la realización de las pruebas. Además conocer los procedimientos legales para las posibles reclamaciones es muy recomendable, ya que es posible que no estemos de acuerdo con las notas obtenidas y los periodos de reclamación no son muy largos, por lo que debemos conocerlos de antemano para no dudar de ellos y sobre todo, para no reclamar por la vía equivocada que puede perjudicarnos en lugar de beneficiarnos.

Si estás entre ese grupo de alumnado que se presenta a estas dos últimas convocatorias de Selectividad (Junio o Septiembre) desde aquí mi apoyo para que tengas una buena prueba de acceso a la Universidad.

Aprende cómo organizar tu estudio ante los exámenes finales o selectividad

AUTOR: FRANCISCO MORANTE QUIRANTES

Más entradas del autor para FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

1 Response

  1. Pingback : FdeT blog CONSEJOS PARA PREPARAR LA SELECTIVIDAD O EXÁMENES FINALES - FdeT blog

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: