Category

Educación

A la muerte de Rubalcaba

Alfredo Pérez Rubalcaba entregando el 2º Premio Nacional a las Nuevas Tecnologías a quien escribe estas líneas.

En estos días toda España se duele por la desaparición de un gran político, de un verdadero hombre de estado de esos que ya no quedan. De esos que innovaron, crearon, organizaron y mantuvieron con mano firme la palanca del gobierno, desde el escenario o entre bambalinas, durante muchísimos años. El auténtico Maquiavelo del gobierno español desde el 82 hasta hace poco.

No deseo exaltar sus méritos políticos que están en todos los periódicos y noticiarios de estos días pero si le debo una mención a algunos de los académicos. Profesor de química orgánica de la Complutense, estuvo ligado a la educación en su primera etapa política con Felipe González.

Creó la Ley de Reforma Universitaria (LRU), la Ley Orgánica de Ordenación del Sistema Educativo (LOSE) y posteriormente la LOGSE (Ley de Ordenación General del Sistema Educativo). De hecho todas las reformas educativas de importancia que se han realizado en este país las hizo él. No hemos vuelto a tener un ministro de educación que le llegue a la suela de sus zapatos.

Yo le conocí porque me entregó personalmente un premio a la innovación didáctica. Era por entonces Secretario de Estado para la Educación. Al año siguiente sería Ministro de Educación y Ciencia. Había ideado un “Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación” porque por aquellos años, finales de los 80, estaba empezando a pegar con fuerza la informática y ya se vislumbraba que iba a tener una gran relevancia en los sistemas educativos. Él lo olfateó y montó este programa con un concurso nacional para incentivar al profesorado a meter las manos en la masa informática y comenzar a crear programas educativos (hoy les llamaríamos “aplicaciones educativas” o incluso “algoritmos”, pero en aquella época no éramos tan petulantes). Yo que estaba metido en el ajo hasta las trancas porque había iniciado la enseñanza de la informática en mi instituto, creo que en el año 82, de contrabando, (por la negativa de la Inspección de Enseñanza Media de Granada que “no creyó que la informática tendría interés para la enseñanza”) y estaba montando un programa para ayudar a los estudiantes a leer bien y deprisa, por aquello de no perder el tiempo en fruslerías, amplié y perfeccioné el programa y lo presenté al ministerio con el título “Curso MOS de lectura rápida”. Pues no se lo creerán ustedes, pero me dieron el 2º Premio Nacional a las Nuevas Tecnologías, 1991, dotado con 500.000 pesetillas del ala (hoy puede parecer una minucia pero en aquella época supuso un bocado trascendental para mi hipoteca…). Y el premio me lo entregó en persona D. Alfredo Pérez Rubalcaba, que si ya de antes me caía bien, desde entonces ni os cuento.

Además aquello me hizo famosillo en la época, así, en los años siguientes, me convertí en un referente de las innovaciones informáticas. Estuve de ponente en las “Primeras Jornadas de Software educativo” del MEC-CIDE, en Madrid, también fui ponente en el “8º Congreso de Didáctica de la Física” de la UNED y un en montoncito más de las que ya ni me acuerdo.

Pero quiero destacar también la relevancia que tiene la innovación que se realiza en nuestro país (cuando esto, insólitamente, ocurre). Unos años más tarde, creo que hacia el 95, una noche, a eso de las 4 de la madrugada, recibo una llamada telefónica. No necesito explicar el miedo con que cogí el teléfono maliciando alguna desgracia familiar. Pues nada de eso, era un señor que se presentó como el Director de no recuerdo qué colegio de Caracas (era evidente que este buen señor no había tenido en cuenta el salto horario, allí serían alrededor de las 10 de la mañana). Estaban usando mi programa en su colegio, la edición que había publicado nuestro Ministerio, y habían encontrado un fallito en el salto de una cierta respuesta. Había llamado al Ministerio y le habían dado mi teléfono. Me pedía si podía arreglarlo y mandarle la nueva versión del programa. Me costó trabajo aceptar que algo que habíamos hecho aquí, como de andar por casa, estaba siendo utilizado incluso en Hispanoamérica apenas unos años después.

Toda esta historieta que os cuento no habría acontecido si en España no hubiéramos tenido la suerte de tener un gran hombre de estado como Rubalcaba, que puso la educación en nuestro país a la altura de las mejores del mundo en su época.

¡Qué pena que los españoles no seamos capaces de ver los méritos de las grandes personalidades hasta que no se mueren! Descanse en paz, don Alfredo.

AUTOR: Manuel Reyes Camacho

Todos los artículos del autor para FdeT

Si quieres contactarnos envíanos un email a fdetformacion@gmail.com

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

LA CARA BUENA DEL PAPEL DE ALUMINIO

En otros artículos he mostrado mi malestar ante lo que entiendo que es una brecha entre la educación que se recibe en las aulas y lo que el mercado laboral exige de nosotros una vez las abandonamos.

Resultaría muy complicado, fuera del propio mundillo académico, encontrar un trabajo donde se nos premie por la mera cantidad datos de una materia que atesoramos. Muchos de ellos, la gran mayoría, los podríamos localizar al instante con unas simples búsquedas en nuestro navegador. Sin embargo resulta más complicado encontrar personas versadas en gestionar la forma en que usamos esa información, el análisis de datos, la aplicación del método científico, la realización de un procedimiento analítico para solventar un problema o el diseño de procesos sistemáticos que concluyan en la solución buscada. Se pone el punto de mira en la educación preuniversitaria donde deben edificarse los cimientos académicos de los futuros profesionales de los distintos ramos.

En los centros educativos se lucha denodadamente para conseguir que los estudiantes sepan entender un texto, extraer las ideas principales de un artículo o expresar adecuadamente sus pensamientos con los matices descriptivos y de detalle acordes a su edad. Se procura que tengan generosos conocimientos de su historia, su cultura, su identidad, que sepan expresarse en una segunda y tercera lengua y se potencian los valores que la sociedad considera más importantes para el ciudadano (igualdad, respeto, tolerancia, honestidad, empatía, hábitos saludables, emprendimiento…) y todo ello, independientemente de la materia de que se trate y del docente a quien se pregunte. No hay fisuras, todo el mundo rema en la misma dirección. Lamentablemente, otros temas igualmente importantes, no reciben idéntico tratamiento y respaldo a sabiendas de que afectan directamente a la vida diaria, tanto a título personal como a nivel de seres gregarios que somos.

Muchos docentes especialistas de materias científicas se ven en la necesidad de contrarrestar la carga mediática de mitos y bulos que trascienden las redes sociales afectando al comportamiento de jóvenes y adultos. Algunos de ellos llegan a encontrar acomodo incluso en el discurso de algunos docentes que los suscriben y defienden. Por algún motivo que no alcanzo a entender no se ha visto como una necesidad tener información de primera mano sobre asuntos como la importancia que tiene la vacunación para la seguridad individual y colectiva, el peligro sanitario y económico que pueden suponer los mal llamados medicamentos homeopáticos, el exhaustivo control sanitario al que se somete a los productos transgénicos antes de pasar a la cadena de consumo, el peligro potencial que suponen ciertas dietas depurativas, la falta de fundamento que esconden multitud de entrenamientos extremos de moda o las estrambóticas técnicas estéticas que se ofertan basadas en tecnologías sin fundamento. Estos temas, aunque resultan de interés para los estudiantes, no presentan el mismo grado de unidad, no hay una versión que todo el mundo comparta, que todo el mundo defienda, antes bien, dependiendo de a quién se pregunte se encontrarán diferentes respuestas y la veracidad de las mismas dependerá de la formación y conocimiento del interpelado. Esto resulta arriesgado porque ante dos respuestas divergentes el estudiante tenderá a creer, primero, a la que le ofrezca la solución más cómoda y en igualdad de condiciones, a la persona que más confianza le genere pero confianza no es equivalente de conocimiento.

Los docentes de todos los niveles  tenemos una responsabilidad enorme sobre la información que aportamos a los alumnos y debemos esforzarnos por facilitar fuentes fiables de información. No pasa nada por reconocer que no se conoce alguna respuesta y es mucho más honesto y ejemplarizante hacer un alto y buscar la respuesta correcta (y mucho mejor si hacemos partícipes a los propios estudiantes de la búsqueda). En los aspectos relacionados con la tecnología ocurre algo muy parecido. Cualquiera parece autorizado a opinar con resolución sobre los supuestos riesgos que suponen las tecnologías inalámbricas (ver aquí), la energía nuclear, el calentamiento global…, o la toxicidad de la cara mala del papel de aluminio pero las respuestas que pueden oírse resultan, en ocasiones, de lo más inquietante (y lo digo por experiencia personal). La cultura científica es cada vez más necesaria porque cada vez parece menos importante y su distribución debería incrementarse a mayor velocidad que la de propagación de supercherías y mentiras (interesadas o no) que podemos encontrar en cualquier rincón de la red, en cualquier conversación de cafetería…, o en algunas aulas.

La divulgación científica es una responsabilidad de todos aquellos que tenemos algo que decir, algo que enseñar a la siguiente generación y a aquellos contemporáneos dispuestos a dejar atrás prejuicios y datos arrojados por medios de comunicación sin rigor científico (muchos, desgraciadamente). Lamentablemente estamos en una coyuntura donde tiene más  sentido que nunca hablar de la lucha contra el analfabetismo tecnológico y el anumerismo.

El título del artículo surge de una cuestión planteada por un grupo de estudiantes de bachillerato en una charla cuando preguntaban, espoleados por una profesora, acerca de los supuestos riesgos de las sales de aluminio que contenían los desodorantes (en realidad, los antitraspirantes, pero todo iba al mismo saco). Algunos optaban por productos que contenían piedra de alumbre cuando en realidad, en contacto con la humedad que crea el sudor y en medio ácido, presenta un mecanismo de acción similar a aquél. Alguien comentó entonces

«Pero es que la piedra es algo natural, no como echar aluminio al desodorante» (antitranspirante, de nuevo).

La respuesta de otro participante en la mesa fue definitiva:

«Lo natural no es usar la piedra de alumbre, lo natural es sudar y la relación del sudor con las bacterias que pueblan nuestro cuerpo da como resultado un olor que puede ser desagradable».

Un cosa llevó a otra y tirando del hilo del aluminio se manifestó otro bulo extendido acerca de que el papel de aluminio con el que se envuelve el bocadillo tenía una cara buena y otra que no debía usarse porque era tóxica (aunque otros apostillaron que sí se podía usar pero sólo en el horno ¿?). Esto dio pie para analizar la proliferación de tantas y tantas falsas realidades sobre temas tecnológicos y científicos que se daban por ciertas en los últimos años por el refrendo de las redes sociales (si lo dice un meme o un youtuber al que sigo …). La realidad suele ser menos complicada y, de hecho, esta cuestión concreta es algo que se explica en segundo curso de secundaria en la asignatura de tecnología. El papel de aluminio se fabrica haciendo pasar una lámina gruesa de este material una y otra vez por una serie de rodillos laminadores que reducen su espesor en cada pasada. En las últimas pasadas el espesor es tan reducido que se juntan dos láminas para ser presionadas juntas evitando su rotura. La cara que está en contacto con los rodillos laminadores tiene un color más brillante que la que está en contacto con la otra lámina pero ambas tienen idénticas propiedades.

Autor: JAVIER LUQUE 

Ver más entradas del mismo autor

Si quieres contactarnos envía un correo a fdetformacion@gmail.com 

Fuente imagen de portada: Pixabay.

https://pixabay.com/es/an%C3%B3nimo-de-aluminio-aluminio-438427/

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

ASÍ ES LA NUEVA PRUEBA DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD

¿QUÉ HA CAMBIADO?

Como cada año el alumnado de 2º de Bachillerato se tiene que enfrentar a la tan temida prueba de acceso a la  Universidad  y este año, además, con un nuevo formato del que al comenzar el curso académico se sabía muy poco o nada  pero que ya está totalmente configurado (como no podría ser de otra manera). Si este curso te presentas a la prueba de acceso a la Universidad  no te preocupes porque en este post te explicaré todo lo que necesitas saber de la prueba para que puedas afrontarla con tranquilidad.

selectividad

(más…)

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

EL SEXTANTE. APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS

SEXTANTE: APRENDE A USAR EL APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS EN TUS CLASES

Cada generación de alumnos tiene unas peculiaridades específicas y unos recursos a su disposición para poder ajustar el método de aprendizaje a sus necesidades. Las tecnologías de la comunicación y la información, TIC, se han convertido en una herramienta clave para las generaciones actuales formadas por nativos digitales que pasan una parte importante de su vida haciendo uso de ordenadores, tabletas, smartphones, smartTV, smartwatches…, todo es «smart» y tendrá que ayudarse al estudiante a que también lo sea, a que se convierta en un actor clave con participación activa, incluso, en el diseño de su propio proceso de aprendizaje en lugar de limitarse a ser un mero observador del medio que le rodea.

sextante-3d

Construcción de un sextante. Aprendizaje basado en proyectos

Read MoreCompartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

LA MUERTE, ESA GRAN DESCONOCIDA

La muerte es un proceso por el que todas las personas, tarde o temprano, estamos abocadas a pasar por el simple hecho de serlo, sin embargo su experiencia se ha sumido en una tremenda paradoja. Es un hecho que, gracias a los medio audiovisuales, el final de la vida ha perdido gran parte de su componente humano: los videojuegos, cada vez más violentos, tratan la muerte de las personas como meros logros mostrando explícitamente y cada vez con más realismo la agonía y la muerte de seres humanos en medios violentos.

LA MUERTE

LA MUERTE, UN PROCESO INEVITABLE QUE FORMA PARTE DE NOSOTROS

(más…)

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Y TÚ… ¿ERES DE CIENCIAS O LETRAS?

YO, SOY MUY DE CIENCIAS.

¿Eres de ciencias o letras? Seguro que no es la primera vez que oyes esta pregunta. Para muchos la respuesta es muy sencilla, otros no lo ven muy claro y, a más de uno, le da apuro reconocer lo que le gusta realmente.  Y es que si la pregunta está más que repetida quién no ha oído respuestas como  “me voy a meter en letras que ciencias es muy difícil” o “¿te gustan las matemáticas? A mí no me gustaban nada, se me daban fatal.”

 

CEREBRO DE CIENCIAS O LETRAS

CIENCIAS O LETRAS, ESCOGE APARTANDO LOS TÓPICOS

 

(más…)Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

MOTIVOS PARA ESTUDIAR PSICOLOGÍA.

¿Cómo me decidí a estudiar psicología?

Seguro que os habréis fijado en que en muchos grupos de amigos siempre hay alguna persona a la que todos le cuentan sus intimidades, en quien se confía más y, además, tiene esa capacidad especial de escucharte y saber qué hacer ante cualquier situación. Pues, bueno, en mi caso, esa persona era yo. Obviamente, no quiere decir que para poder estudiar psicología tengas que ser así y eso es lo realmente bueno de esta carrera, a lo largo de estos 4 años he encontrado gente tan diferente que ni podría enumerarlos, pero todos con el mismo objetivo.

ESTUDIAR PSICOLOGÍA

ESTUDIAR PSICOLOGÍA COMENZANDO POR CONOCERTE

(más…)

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

¿QUÉ CARRERA ESTUDIAR? DAFO AL RESCATE

Mi nuevo reto: ¿qué carrera estudiar?

Terminada la selectividad llega una nueva fase de incertidumbre para muchos estudiantes consistente en encontrar qué carrera estudiar. Muchos hay quienes, incluso antes de tener que decidir, ya se plantean hacia dónde deben dirigir sus pasos académicos. Esta situación crea una inquietud y desazón que puede crear un «efecto túnel» donde la atención se centra en resolver una cuestión puntual secuestrando nuestro buen juicio hasta encontrar respuesta. Te voy a dar unas pequeñas recomendaciones que pueden resultarte útiles si es tu caso.

 ¿qué carrera estudiar?

Y ahora, ¿qué carrera estudiar?

(más…)Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

CONSEJOS PARA PREPARAR LA SELECTIVIDAD O EXÁMENES FINALES

25 CONSEJOS QUE NECESITAS PARA APROVECHAR EL TIEMPO

Antes de darte 25 consejos clave si estás pensando en cómo preparar la selectividad o exámenes finales te diré que lo más importante es realizar un trabajo constante desde comienzos del curso. Y tú dirás… «pues vaya ayuda a estas alturas…» y no vas falto de razón. Es innegable que a este punto de la película ya deberías tener aprendido el grueso del contenido de tus inminentes exámenes pero, como todos hemos pasado por esto (ya veremos lo que les queda a las futuras generaciones con los cambios legislativos que se otean en el horizonte) y algunos, seguimos relacionados directamente con el ámbito educativo, te voy a dar una serie de recomendaciones prácticas, que no de recetas mágicas, que pretenden ser una guía para optimizar el esfuerzo más que un flotador para náufragos académicos. Pero antes…, deja que te explique cómo se guarda la información en nuestro cerebro.

25 CONSEJOS PARA PREPARAR LA SELECTIVIDAD O EXÁMENES FINALES

25 CONSEJOS PARA PREPARAR LA SELECTIVIDAD O EXÁMENES FINALES

(más…)

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

APRENDIZAJE DE IDIOMAS A EDADES TEMPRANAS

LA IMPORTANCIA DEL APRENDIZAJE DE IDIOMAS A EDADES TEMPRANAS

Como bien asegura María Vanesa Álvarez, conocer otros idiomas y la cultura de otros países es una habilidad necesaria en el siglo XXI, pues es necesario para vivir en una sociedad global  en la que hay multitud de influencias y en la que, día a día, nos relacionamos con personas de múltiples nacionalidades en diversos ámbitos de nuestra vida.

APRENDIZAJE DE IDIOMAS A EDADES TEMPRANAS

Aprendizaje de idiomas a edades tempranas

(más…)

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin