ENTRADAS

24 nov 2018

Bitcoin, así funciona el “oro virtual”

A lo largo de la historia la economía ha sufrido grandes revoluciones que han modificado completamente la vida de las personas así como el comercio. En un principio la economía se basaba en el trueque, es decir, en el intercambio de unos productos por otros. De esta forma, el trabajo empleado en conseguir un producto se reflejaba en el producto en sí.

bitcoin

Símbolo del Bitcoin

Más tarde surgió la moneda en la economía. De esta forma, la moneda era una representación de este trabajo empleado. Es decir, la moneda se convierte en un elemento que representa un valor.

Hasta el momento la moneda siempre ha sido un elemento tangible. No obstante con el desarrollo de las tecnologías de la información y la expansión de Internet esto está cambiando. Actualmente es muy frecuente utilizar Internet para realizar compras. En estas transacciones no interviene el dinero físico pero la moneda utilizada sí existe de forma tangible.

El siguiente paso es la creación de una moneda virtual que tenga el mismo funcionamiento que cualquier moneda actual pero sin tener un referente físico. Además, uno de los problemas que se afrontan hoy día es que si queremos realizar una transferencia de dinero siempre debemos hacerlo a través de alguna entidad (un banco) por lo que aparece un tercer actor en juego con el consiguiente impacto económico.

Con el objetivo de solucionar los problemas que presentan las monedas actuales surge el Bitcoin. Últimamente se oyen muchas noticias relacionadas con el Bitcoin y muchas de ellas informan de su gran valor que parece crecer indefinidamente. No obstante, ¿qué tecnología es la que soporta el Bitcoin? ¿Cómo podemos conseguir Bitcoins? ¿Es una moneda que podamos usar de forma fiable? A continuación daremos respuesta a todas estas preguntas.

La “blockchain”, la piedra angular de Bitcoin

Cuando se habla de Bitcoin, el término “blockchain” suele aparecer a continuación. Incluso, cuando se oye la palabra “blockchain” (o cadena de bloques si lo traducimos) muchas veces lo asociamos al Bitcoin. Así pues, ¿qué es esta cadena de bloques?

La “blockchain” es un gran libro de cuentas. En ella quedan reflejadas todas las transacciones realizadas con bitcoins. Cada vez que hay un traspaso de bitcoins de un monedero virtual a otro, este traspaso queda reflejado en esta cadena de bloques.

Una de sus características fundamentales es que funciona de forma distribuida. Es decir, no se encuentra almacenada en un único ordenador sino que existen multitud de copias en multitud de ordenadores. De hecho, cualquiera puede descargarse una copia de ella.

Las transacciones no se insertan directamente en la cadena sino que se agrupan en bloques y lo que se inserta en la cadena son éstas agrupaciones, éstos bloques. Cada vez que alguien quiere insertar un bloque en la cadena, lo que hace es comprobar que todas las transacciones de ese bloque son válidas (como por ejemplo, que no se están gastando más bitcoins de los que se tienen o que no se está pagando a dos personas distintas con el mismo bitcoin).

Uno de los elementos clave de la cadena de bloques es que cada bloque depende del anterior. De esta forma, si se quisiese modificar un bloque habría que modificar ese bloque y todos los bloques sucesivos. Esto es algo que aunque teóricamente es posible, en la práctica no lo es ya que requiere un tiempo de cómputo enorme y un gasto también enorme el cual superaría con creces todos los beneficios que se obtendrían de la modificación, haciendo ésta inviable.

bitcoin

Esquema de una “blockchain”. Se observan nodos que se trataron de añadir pero finalmente fueron descartados

Minería de bitcoins

Cada bloque de la cadena contiene un número llamado nonce. Este nonce hace que el resultado de un algoritmo hash empiece con un número determinado de ceros (el número de ceros viene indicado en cada bloque y va cambiando como se verá más adelante).

1

El cálculo de este nonce es la demostración que tenemos de que hemos invertido recursos en este bloque y por lo tanto debemos ser pagados por ello. Así pues, cada vez que conseguimos añadir un bloque a la cadena seremos pagados con un número de bitcoins. Al proceso de añadir bloques a la cadena se le conoce como minería.

Dado que la “blockchain” se encuentra replicada en multitud de ordenadores, cualquiera puede verificar en cualquier momento los bloques añadidos y aceptarlos o rechazarlos (en cuyo caso no recibiremos ningún bitcoin). De esta forma se garantiza que la información contenida en la cadena es fiable.

La “blockchain” utiliza una serie de algoritmos para autorregularse en función de su evolución. Así pues, se define que en medio se va a añadir un bloque cada 10 minutos. Para ello va ajustando el nivel de dificultad del algoritmo de cálculo según aumente o disminuya el número de bloques añadidos.

Del mismo modo, el número de bitcoins totales que se generarán está definido (21 millones). Además, el número de bitcoins que se reciben por añadir un bloque no siempre es el mismo sino que cada cierto tiempo se reduce a la mitad.

La verdadera revolución de Bitcoin

No hay duda de que Bitcoin en sí es una revolución total en la economía. De hecho, han aparecido muchas monedas virtuales a raíz de Bitcoin. Incluso, algunas de ellas se basan en la propia red de Bitcoin para su funcionamiento por lo que el futuro es sin duda muy prometedor.

No obstante, esto no queda aquí. La tecnología de “blockchain” nos permite añadir datos de forma ordenada y asegurando que no serán modificados nunca. Una tecnología que trabaja de forma distribuida (al contrario que la inmensa mayoría de tecnologías actuales que se basan en la presencia de un servidor para funcionar). Todas estas ventajas hace que la tecnología se pueda aplicar a muchos campos de formas muy diversas: automoción, seguridad social, distribución de contenidos, contratos inteligentes… Así pues, se espera que en un futuro próximo haya una gran cantidad de aplicaciones distintas de la cadena de bloques.

Autor: ALEJANDRO MARTÍNEZ LÓPEZ.

Más artículos del autor para el blog de FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones o realizar alguna pregunta para que un especialista te responda, envíanos un email a fdetformacion@gmail.com

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: