ENTRADAS

1 dic 2016

CARA A CARA CON EL ESTRÉS

/
Publicado por
/
Comentarios2
/
LUCHAR CONTRA EL ESTRÉS:¿ES POSIBLE?

En el anterior artículo hablábamos de lo perjudicial que resuelta el estrés en nuestras vidas y de lo sutil que es cruzar la delgada línea que separa un momento estresante de un episodio grave como el estrés crónico.

Dado que el estrés es un proceso natural que responde a nuestra necesidad de adaptarnos al entorno lo primero que debemos tener en mente es que se trata de algo que hay que controlar de por vida. Veamos cómo afrontarlo cara a cara.

ESTRÉS

VENCE AL ESTRÉS

Si os preguntáis si para dejar de pasar por una situación estresante que os está torturando tenéis que cambiar vuestra forma de hacer las cosas y responder a esas situaciones…, la respuesta es. No existe ninguna terapia milagrosa ni brebaje que controle las situaciones estresantes como tú mismo.

La vida nos expondrá casi todos los días a factores físicos estresantes como la exposición a productos químicos, el ruido, el sobreesfuerzo, malas posturas, temperaturas extremas, hacinamiento, hambre, falta de sueño, etc… y factores emocionales como obras en casa o del vecino, exámenes, carga de trabajo, problemas de pareja, desempleo, enfermedad de un ser querido, alumnos, discusiones, competitividad, atascos y la falta de tiempo para realizar tareas que queremos realizar y para dedicar a nuestro ocio. Estos son sólo algunos factores de los muchos que cada uno en su propia vida puede experimentar.

Puedes identificar tres fases cuando se desencadena una situación estresante:

Fases del estrés:
Fase 1. Alarma o huida

Se activa el sistema de alerta con sus respectivos cambios neuroquímicos y tus músculos se tensan, se agudizan los sentidos, aumenta la frecuencia cardíaca y el nivel de insulina.

Fase 2. Adaptación

También llamada de resistencia. Es cuando se mantiene la alerta, sin relajación, tu organismo quiere volver a su estado normal y se vuelve a producir la respuesta fisiológica.

Fase 3. Agotamiento

Aquí el estrés se convierte en crónico, y se mantiene en el tiempo. Esta fase provoca debilidad, se descansa mal y aparece la sensación de huida y la ansiedad.

Para que nadie piense que pasa por las tres fases cada día, por suerte, normalmente nos quedamos en la segunda y no todos los días son iguales. Cuando se pasa la tercera fase es mucho más complicado, viene dado por un estrés continuo, diario, acompañado de ansiedad que tiene que durar un tiempo considerable dependiendo de cada individuo.

Por eso os voy a dejar unas pautas para poder tener más control en esas situaciones tan frustrantes.

  • Lo primero es prevenir el estrés empezando por nuestro propio estilo de vida, hay que evitar sobrecargar al organismo con dietas pesadas, alcohol y cafeína.
  • Dormir lo suficiente y desconectar del trabajo cuando no se está en él. Si no hay más remedio que trabajar desde casa intenta ser organizado y crear turnos para el trabajo.
  • El ejercicio es imprescindible, entre 30 minutos y 1 hora al día. Así, liberas endorfinas lo que se traduce en felicidad y una  mejor manera de tomarte las cosas.
  • Soluciona tus problemas y toma las decisiones a tiempo, no pospongas conversaciones importantes.
  • Interpreta las situaciones antes de actuar, intenta empatizar un poco para poder entender la posición del otro.
  • Aleja de tu vida sin compasión a las personas tóxicas y relaciónate mucho con tus amigos.
  • Felicítate tú primero por tus logros y reconoce tus errores a tiempo, analízalos y ponles solución.

Muchos a esta altura pensarán que esto en la teoría es muy fácil pero que llevarlo a la práctica es otra cosa, y no les falta razón. Si no controlamos las situaciones que nos llevan a gritar en lugar de guardar silencio porque es más inteligente es porque es mucho más placentero liberar nuestra rabia, pero no es mejor. Por eso es difícil controlarnos, y por eso la teoría es genial. La fuerza de voluntad es la clave en muchos casos en el ámbito de la psicología. Poner de nuestra parte al realizar una terapia o un ejercicio real es el 85% del todo. La teoría solo es una guía, la decisión, la tomas tú.

Estas pautas son generales porque igual os preguntáis si es el mismo estrés el que tiene un alumno que necesita conseguir una beca y el que tiene un profesor corrigiendo exámenes, dando clase, asistiendo a claustros, evaluando, dando tutorías, atendiendo a familias,  etc…, y resulta que son dos formas distintas de estrés pero que se solucionan de la misma forma porque las dos desencadenan la misma reacción en tu cuerpo y tienen las mismas consecuencias en tu mente.

Hay que verlo de una forma muy simple, que no fácil. El estrés bajo control nos hará conseguir mucho éxito porque creamos una situación controlada que agudiza nuestros sentidos pero, si lo dejamos a su merced, puede hacernos prisioneros de una cárcel cognitiva invisible que nos anula como personas y no nos deja vivir.

De modo que, para que nadie tenga excusas, os dejo una tabla con más de 100 actividades que podéis hacer con amigos, solos, de forma obligada y recomendaciones. Y por supuesto, el hecho de pensar que tenemos estrés o redundar en nuestra cabeza en un tema que nos perjudica no es bueno, siempre que ocurra eso podéis usar la tabla y elegir una actividad de guía, que podréis ampliar.

ACTIVIDADES CONTRA EL ESTRÉS

ACTIVIDADES CONTRA EL ESTRÉS. Rocío Molina.

 

No hay un poción mágica que mitigue las consecuencias del estrés pero, sin duda, es posible con esfuerza y, puede que con ayuda, aprender a convivir con él.

 

AUTORA: ROCÍO MOLINA

Más entradas de la autora para FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

2 Responses

  1. Pingback : FdeT blog EL ESTRÉS NOS ESTÁ MATANDO - FdeT blog

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: