ENTRADAS

13 dic 2017

CHARLAS DE SEGURIDAD Y CULTURA PREVENTIVA

¿A qué nos referimos al hablar de charlas de seguridad?

Las charlas de seguridad son reuniones informales donde se abordan temas de seguridad que forman parte de un programa más general de actividades relacionadas con la seguridad y la salud. Generalmente se lleva a cabo en el lugar de trabajo justo antes de comenzar a trabajar, al principio del día o del turno.

Las charlas de seguridad están basadas en temas específicos relativos a la seguridad en el trabajo. Son de corta duración, de 5 a 10 minutos máximo, y cubren lo que se denominan tópicos relativos al entorno de trabajo, a los equipos a utilizar y a las buenas prácticas que se deben aplicar en el trabajo.

2

Son consideradas como unas de las más poderosas herramientas de refresco a los trabajadores para afianzar sus conocimientos, intercambiar información relativa a aspectos de seguridad y hacer chequeos (en formato papel o simplemente mentales) antes de comenzar a trabajar. A menudo podremos encontrar referencias a las charlas de seguridad con otros términos como “charlas previas”, “charlas de 5’” o “briefings de seguridad.

¿A qué nos ayudan las charlas de seguridad?

Nos ayudan a mantener un nivel de concienciación preventiva y de alerta respecto a los riesgos que una actividad lleva asociados.

Esta iniciativa tiene una serie de impactos que afectan al comportamiento del trabajador ya que fomenta la implicación y participación en la gestión de la seguridad o gestión preventiva, permiten definir para los trabajadores reglas y buenas prácticas que son de aplicación en su actividad y motivan a los trabajadores a seguir los procedimientos y las reglas de seguridad. Al mismo tiempo son un recordatorio de causas de accidentes y medidas para evitarlos y sirven como foro de discusión y para compartir experiencias entre trabajadores lo cual es una fuente de información magnífica para, en un futuro, revisar y mejorar los procedimientos.

¿Cómo deben ser las charlas de seguridad?

Para que las charlas de seguridad sean efectivas deben hacerse antes comenzar la jornada laboral o el turno, cuando el trabajador se encuentra en un nivel adecuado de atención. Se realizan a “pie de campo”, en el entorno donde se va a trabajar lo que evita una desconexión y ayuda a contextualizar el contenido de la charla con el emplazamiento del trabajo.

Como lo que pretendemos es maximizar el aprovechamiento, no puede durar demasiado  siendo 10 minutos un tope de tiempo adecuado que debe respetarse.

charlas de seguridad

Las charlas de seguridad no deben exceder los 10 minutos de duración

El contenido de la charla debe versar sobre algún aspecto concreto, lo que se conoce como “tópico” y éste debe estar directamente relacionado con los aspectos del trabajo que se va a desarrollar de forma inminente.

charlas de seguridad

Los temas a tratar tienen que ser claves y relacionados con el trabajo a realizar

Deben abordarse aspectos como los riesgos relativos a las condiciones materiales del entorno, los correspondientes a los equipos y herramientas a utilizar, los accidentes relacionados, los procedimientos de la tareas (cuando las haya), los equipos de protección individual (EPIs) que deben emplearse, las medidas de emergencia, los primeros auxilios, etc.

Si algo demuestra la experiencia es que la implicación de los trabajadores en estas charlas incrementan su efectividad, por ello, deben ser participativas siguiendo la máxima de que “todo el mundo aporta”.

charlas de seguridad

La participación activa en las charlas de seguridad debe ser un objetivo a lograr

La charla debe concluir con una “enseñanza adquirida” por parte de cada participante y es muy conveniente de cara al control de registro rellenar una hoja de firmas de los asistentes con el tópico tratado.

Posibles tópicos a tratar en las charlas de seguridad.

El campo de la seguridad es tan amplio que ordenar las temáticas para repartirlas adecuadamente en el tiempo es una labor importante. Depende de cada actividad y cada sector pues muchos no contarán con todas las categorías y otras necesitarán algunas más pero una lista no exhaustiva de tópicos podría ser la siguiente:

  • Ambiente de trabajo.
  • Almacenamiento de PPQQ.
  • Uso de escaleras de mano.
  • Orden y limpieza.
  • Herramientas manuales.
  • Máquinas/herramientas.
  • Protege tus manos.
  • Protege tus ojos.
  • Protege tus oídos.
  • Equipos de protección individual.
  • Almacenamiento en estanterías.
  • Condiciones de iluminación.
  • Manejo manual de cargas.
  • Uso de pantallas de visualización de datos.
  • Primeros auxilios.
  • Riesgo eléctrico.
  • Trabajos en altura.
  • Trabajos de oxicorte.
  • Trabajos con radiales.
Conclusiones

Las charlas de seguridad bien canalizadas y aprovechadas son una herramienta poderosa para la implantación de la cultura preventiva, la concienciación y el cambio hacia un comportamiento seguro de los trabajadores. Sencillas en cuanto a su logística, no requieren grandes medios para llevarse a cabo.

Se trata de promover la participación activa por lo que pueden/deben participar todos los niveles de la empresa u organización.

Son una forma de fomentar la comunicación, la discusión positiva y la mejora continua en el ámbito de la seguridad.

Pocas herramientas de nuestro sistema de gestión pueden resultar tan eficientes como las charlas de seguridad, que nos dan tantos beneficios a cambio de una inversión de recursos tan moderada y accesible cualquier tipo de empresa.

Autor: FRANCISCO JAVIER LARA COLMENERO

Más artículos del autor para el blog de FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones o realizar alguna pregunta para que un especialista te responda, envíanos un email a info@fdet.es

Grupo FdeT

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: