ENTRADAS

15 jul 2015

El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon

/
Publicado por
/
Comentarios0
/
Números primos, poblaciones de ranas y colores prohibidos

El curioso incidente del perro a medianoche es un libro que cayó en mis manos hace unos años y me fascinó no tanto por la comodidad de la lectura como por el trasfondo del argumento. Hay toda una serie de factores que como adultos damos por sentados ya sea porque de tanto oírlos acaban repitiéndose en nuestro interior como mantras o porque nos resulta más cómodo dejar las cosas como están que pararnos a pensar sobre detalles particulares. En el curioso incidente del perro a medianoche aparece un personaje magnífico, un chico de quince años, Christopher, cuya percepción del mundo está condicionada por una especie de autismo que padece y es él quien soporta el peso de la historia, descubriendo al lector lo simple que es la vida y lo complicada que la tornamos los adultos.

curiosoincidente

El curioso incidente del perro a medianoche

 

Christopher es un chico singular que te sacará una sonrisa por el alcance de algunas de sus deducciones y cuya pragmaticidad no conoce límites. Su gran pasión sería llegar a ser astronauta porque disfruta de la soledad, el aislamiento y la total ausencia de contacto físico. Para ello sabe que debe estudiar una carrera relacionada con la física y las matemáticas pero no le asusta, se siente seguro entre números y ecuaciones pues resultan claras, inamovibles, ininterpretables. Esto le tranquiliza y por ello pasa gran cantidad de tiempo disfrutando de ellas, siendo capaz de explicar algo tan denso como la teoría de la relatividad de Einstein con profundo conocimiento. Su personaje favorito, no podía ser otro, es Sherlock Holmes, el implacable y sistemático investigador que sigue un método de análisis que controla todas las variables sin dejar nada a la intuición. Por eso, la noche en que Wellington, el perro de su vecina, apareció asesinado, con una horca ensartada en su cuerpo, se propuso identificar al culpable siguiendo el procedimiento aprendido en las novelas de Sir Arthur Conan Doyle para mitigar una desconocida sensación interior que experimentó al descubrir al pobre animal.

La forma de pensar del chico, carente de cualquier interés por lo divino, sus problemas con el contacto físico, su incapacidad para mentir y para entender los segundos sentidos de las frases, su memoria eidética (fotográfica), su afinidad por los números, su desagrado por el color marrón y amarillo, etc., harán que el argumento del libro vaya calándote de forma imperceptible hasta que no seas capaz de dejar de leer, donde un argumento inicial da paso a un cambio radical en la trama y… el curioso incidente del perro a medianoche, de su muerte, simplemente es un pretexto para adentrarnos en una aventura personal que te sumergirá en el día a día de las personas que sufren este tipo de problemas, desde realizar una tarea cotidiana aparentemente carente de dificultad, hasta vencer sus terrores para tratar de ser autónomos.

La verdad es que pensé que este protagonista tendría más relevancia en la literatura juvenil, algo así como un Tom Sawyer de la era moderna que aparecería en una serie de historias enfrentándose a distintos problemas y aventuras pero el autor no ha aprovechado el tirón y ha preferido refugiarse en un cómodo estilo más infantil.

En cualquier caso, este libro, no te defraudará, te permitirá plantearte cosas en las que no habías pensado antes (seguramente) y dejará un regustillo agridulce, ¿qué más le puedes pedir a una lectura?

AUTOR: FCO JAVIER LUQUE

Más entradas del autor para FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: