ENTRADAS

24 may 2015

ESPIRITU EMPRENDEDOR VERSUS CRISIS

/
Publicado por
/
Comentarios0
/

Lo sabrán cuando lo vean.

¿Qué tiene que ver el espíritu emprendedor con la crisis?

Resulta que tenemos una sociedad del capital basada en el consumismo exagerado de bienes y artículos de distintas necesidades. ¿Te has parado a pensar que todo, absolutamente todo, ha de diseñarse fabricarse, etiquetarse, transportarse, publicitarse y venderse?  Para cualquier cosa que tengas cerca: la pantalla del ordenador, tus gafas, la grapadora, el cargador del móvil, las galletas cuyas migas adornan tu mesa en los momentos de ansiedad, los cordones de tus zapatos, los clips… y podríamos seguir sin parar de escribir durante horas. Cada uno de esos productos necesita una tramitación, unos permisos, unas máquinas que, a su vez, necesitan mantenimiento y piezas y accesorios que, a su vez, tienen que venir desde otras factorías…. además de su tratamiento final y separativo al final de su vida útil en un sinfín de recorridos empresariales.

 Y llega la crisis.

Todo el mundo se queja de la crisis y es normal. Cambia nuestro paradigma, aumenta nuestra incertidumbre sobre un cambiante futuro, nuestra estabilidad se tambalea y empieza a entrar en juego el auténtico valor del capital, el que tiene “cuando no se tiene”. Seguro que has oído mil veces que el dinero no da la felicidad y creo que tiene mucha parte de razón pero, si alcanzas un nivel de vida y, de pronto, desaparece,  la caída es brutal y arrastra consigo a la felicidad propia y a la de los cercanos.

Dejando a un lado la visión negativa también puede plantearse una crisis desde la óptica de las nuevas oportunidades. Teresa Belton, investigadora de conducta en jóvenes sostiene que hay que dejar que los pequeños pasen por fases de aburrimiento y desconexión, incluso, propiciarlas, para estimular su imaginación.

He aquí un hecho importante. Tras la agónica fase de perder un puesto de trabajo se abre un abanico de posibilidades que no tiene que pasar por rogar a la empresa de la competencia (donde las condiciones, a buen seguro, serían peores aunque se encontraría en nuestra zona de confort laboral al no tener que recurrir a procesos de aprendizaje) o comenzar a preparar oposiciones como posesos en pro de una lucha encarnizada con miríadas de personas que han pensado como nosotros y con el mismo miedo que nosotros ante lo desconocido.

Todo lo que no está sujeto a leyes fijas nos produce miedo, es normal pero, también, deberíamos poder experimentar la magnífica sensación que supone crear algo de la nada.

Emprender un proyecto nuevo es dar vida a una idea que te ronda en la cabeza, es saber que tú has pensado en algo antes que el resto, que has encontrado un hueco en la densa red que enlaza la oferta y la demanda para satisfacer una necesidad cierta para un nicho de mercado. El problema viene cuando la idea queremos materializarla y nos encontramos que no sabemos cómo movernos en una marabunta de legalismos, proyectos, planes de negocio y financiación, permisos, impuestos, tasas y gravámenes, plazos, …

La formación de una persona ha de ser integral en aquellos conocimientos básicos que le permitan, no sólo recordar el recorrido de un río, qué órganos tiene una célula o cómo se calcula a mano una raíz cúbica. Se debe dar al individuo formación e información que permita saberse libre y capaz de poner en marcha sus propias ilusiones, ese proyecto que le rondaba en la cabeza durante los últimos años y que, por temor a no perder la nómina, nunca puso en marcha, esa idea descabellada de cambiar el traje de corbata por los fogones o el móvil por la agricultura ecológica o la furgoneta por una flota de bicicletas de alquiler en una bonita zona rural.

Estamos desprovistos de espíritu emprendedor y necesitamos situaciones tristes, trágicas, muchas veces, como la que se está viviendo aún estos días para muchas familias, para que otros reúnan las condiciones que les permitan abrir los ojos y crear.  No es que sea una situación a desear, ni mucho menos, se trata, de sacar partido de cualquier situación, de no tener miedo a luchar por una idea, de tener la formación suficiente para saber que no todo está inventado, de tener claro que casi cualquier cosa puede ser interesante y rentable si encontramos el público adecuado y encajamos el valor en su capacidad de compra, de mentalizarnos de que, hoy por hoy, empresas como Google no brotan en cualquier lado y no por ello haya que abandonar si no tenemos un rendimiento inmediato.

Te voy a dejar algo para pensar. A final de los años 70 un químico llamado Art Fry trabajador de la multinacional 3M y que solía perder los separadores de sus libros recordó que un compañero, Spencer Silver ideó, años atrás, un adhesivo acrílico que no superó las expectativas de pegado que la compañía había marcado como objetivo para el nuevo producto por lo que fue a parar al cajón del olvido. Contando con una delicada situación laboral en su empresa se le ocurrió analizar sus propiedades  y cayó en la cuenta de que el adhesivo era “tan malo” que podía ser removido con suma facilidad de cualquier superficie en la que se aplicara. Tras darla vueltas al asunto una luz se enciende en su cabeza y, un equipo de desarrollo y año y medio después, el adhesivo se aplicó sobre un único borde de unos trozos de papel que permitía apuntar notas rápidamente y dejarlas pegadas en cualquier superficie.

Si dedicas un segundo a mirar a tu alrededor, sobre tu pantalla, tus apuntes, tus libros o tu frigorífico, ahí las tienes, las notas Post-it ®.

post

ESPIRITU EMPRENDEDOR: POST IT(c)

Un producto que ha sido comercializado en 100 países con más de 600 variantes y que ha dado una renta multimillonaria a una empresa que supo valorar la idea de alguien que estaba en su casa… y se le cayó el marcapáginas.

– 3M:  Y ¿para qué decimos que sirve, Art?

– Art:  Lo sabrán … cuando lo vean…

 

AUTOR: FCO JAVIER LUQUE

Más entradas del autor para FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

 

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: