ENTRADAS

27 May 2015

¿Esquizofrenia o trastorno de personalidad?

¿Te suena paranoide, esquizoide o esquizotípico?

Todos estamos muy acostumbrados a escuchar eso de la esquizofrenia, incluso hasta paranoide, pero ¿realmente se queda ahí o hay algo más?. La esquizofrenia como tal es un trastorno psicológico en el que la persona que lo padece encuentra dificultad para diferenciar la realidad de lo irreal, pensar de manera clara, tener respuestas emocionales normales y, sobre todo, actuar con normalidad en algunas situaciones. Aún no se sabe qué la origina de manera cierta, pero sí se sabe que los genes pueden jugar un papel importante.

Hasta este punto llegamos a la conclusión de que no es algo tan alarmante como parece en nuestra sociedad, pero todo se puede complicar de manera estrepitosa cuando nuestro cerebro establece un gobierno propio en nuestra cabeza.

Pues bien todo se complica más cuando no se sabe distinguir entre un tipo de esquizofrenia y un trastorno de la personalidad. Veamos, los subtipos de esquizofrenia que podemos encontrar son paranoide, desorganizada, catatónica, residualindiferenciada. Para que se dé un tipo u otro deben aparecer unos síntomas específicos. Veamos algunos casos a modo de ejemplo:

– En el tipo paranoide deben aparecer ideas delirantes de persecución y perjuicio y alucinaciones auditivas que normalmente suelen acompañar a la temática de la idea delirante, todo esto acompañado de ansiedad, ira, retraimiento y una clara tendencia a discutir.

– El tipo desorganizado se centra en el lenguaje y comportamiento desorganizado y unas alteraciones emocionales muy marcadas, aquí las ideas delirantes y las alucinaciones no son coherentes, provocando muecas, manierismos y otras rarezas. Decir también que, por excelencia, este tipo es llamado hebefrénico.

– El tipo catatónico, como su nombre indica se caracteriza por una alteración psicomotora que provoca inmovilidad, actividad motora excesiva, negativismo extremo, mutismo y algunas peculiaridades del movimiento involuntario.

– Los tipos residual e indiferenciada se caracterizan por el retorno de un brote cuando se supone que el trastorno está controlado en el caso de la residual y la indiferenciada que se adjudica cuando no reúne ninguno de los síntomas específicos de cada subtipo.

Hasta aquí queda bastante claro lo que es la esquizofrenia, como tal. Ahora, veremos otros trastornos similares que pueden confundirse con la esquizofrenia pura y que, como he dicho antes, según el DSM-5, manual que usamos los psicólogos para etiquetar un trastorno, se encuadran dentro de los trastornos de la personalidad.

foto esquizofrenia

No todo es esquizofrenia

Una persona puede padecer trastorno de la personalidad paranoide, esquizoideesquizotípico, también incluyendo estos tres dentro de los raros y excéntricos. En otra publicación os contaré el resto de los trastornos de la personalidad.

Pues bien, una persona paranoide se caracteriza por estar excesivamente atenta a posibles amenazas, son cautelosas, reservadas, frías para ocultar cualquier muestra de debilidad para así no ser atacadas, y por supuesto, no sienten compasión. Usan mucho el sarcasmo y son hostiles, incluso se las arreglan para convencer de que no son paranoicos, sino que tienen cualquier otro problema. Se suelen aislar, tienen falta de expresión, resentimiento y eluden sus responsabilidades.

No debemos confundir con un psicótico ya que la diferencia está en que éste pierde completamente el contacto con la realidad y piensa en conspiraciones extraterrestres o místicas, mientras que las personas paranoides no pierden el contacto con la realidad y no tienen ideas delirantes.

El trastorno de la personalidad esquizoide no es tan dramático. Seguro que a esta altura de la lectura estaréis pensando en observar a cada desconocido que se siente a vuestro lado para saber si hace algo raro o simplemente habla con la cuchara del café que está tomando. Pues bien como iba diciendo los esquizoides viven satisfechos con sus vidas, son un poco autistas, observan la vida pasar sin participar y dominando el plano intelectual frente al emocional. Evitan a toda costa ser dependientes, aunque suelen ser cariñosos con los animales su problema puede deberse a una infancia fría con falta de afecto, eran solitarios y sus familias se caracterizaban por la reserva, la superficialidad y la formalidad. Seguramente una relación deteriorada de madre-hijo por la incapacidad de dar y recibir amor.

Respecto a los esquizotípicos diré que su trastorno es similar a la esquizofrenia pero más moderado, como una esquifrenia en fase inicial que no se llega a desarrollar.

En la niñez suelen ser solitarios, tienen poco éxito en la escuela, son hipersensibles y muy fantasiosos por lo que no es de extrañar que tengan ideas delirantes y alucinaciones. A diferencia del esquizoide sí desea tener relaciones sociales y sufre como consecuencia del aislamiento.

Y hasta aquí la pequeña dosis de peculiaridades que tiene la psicología y que vendría bien distinguir porque tendemos a iatrogenizar a la población poniéndole etiquetas, cosa que no ayuda mucho a los que padecen estos cuadros.

Referencias bibliográficas:

  • American Psychiatric Association.Diagnostic and statistical manual of

mental disorders V.

  • Barlow, D, Durand, V. (2003). Psicopatología. Paraninfo.

 

Ver grupo B: aquí

Ver grupo C: aquí

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

1 Response

  1. Pingback : FdeT blog TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD: TIPOS Y CARACTERISTICAS - FdeT blog

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: