ENTRADAS

7 jul 2015

Grecia: Cómo pasar de cobrar más por menos a no cobrar

/
Publicado por
/
Comentarios0
/

Lejos de separarme de un papel de mero “opinante” diré que creo que es sencillamente imposible dar soluciones capitalistas a problemas que tienen por origen un mal uso del capitalismo desbocado, entendiendo por capitalismo aquel sistema económico y social basado en la importancia del capital como generador de riqueza y en la asignación de los recursos a través del mecanismo del mercado. Grecia se ha convertido en el vecino que no paga la comunidad del bloque y que miramos de reojo, con suficiencia y altanería cada vez que usa el ascensor en lugar de la escalera. Ahora bien, ¿por qué no paga?

grecia

Grecia: sin balón de oxígeno

Todos hemos tenido algún vecino que luce de esta guisa y la cosa va bien mientras los paganini (los restantes vecinos que pagan su parte religiosamente) vean dos cosas importantes, a saber:

1.- que hay voluntad de pagar y existe una imposibilidad real de conseguir el dinero que salde su deuda con el conjunto

2.- que sabiéndose deudor, encima, no haga uso desmesurado de los recursos (entiéndase, lo que se ha llamado desde siempre prudencia y sentido común)

¿Cuándo estalla la situación? Cuando el uso y disfrute de los servicios que hace el deudor de la cosa común hace incurrir a la comunidad en un gasto que ha de sufragar el resto de pagadores haciendo sacrificios adicionales. Imagine la situación de que alguien que, por excesos internos (más sabe el loco en su casa que el cuerdo la ajena) sea incapaz (o se niegue) a pagar las cuotas de comunidad y, haciendo uso del ascensor público del bloque hace que éste se averíe por introducir excesivo peso debido a una obra no imprescindible que desemboque en una derrama a los propietarios (que tampoco asumirá) para su reparación de forma que el pagador, se ve privado del servicio. ¿A que ya, la cosa… no se ve de igual forma?

Viendo las noticias y leyendo los diarios parece que Europa ha sumido a Grecia en una bancarrota de forma intencionada, como si hubiera un interés de experimentar con una cobaya económica dentro de un escenario acotado y controlado. En realidad, no se trata de esto o, al menos, la experimentación no es el punto central aquí (porque algo de ensayo y error, es innegable que hay).

Grecia tiene una deuda de 320.000 Mill € fruto de un gasto desaforado durante años, muy por encima de la línea de ingresos a costa de inflar su endeudamiento. Cuando entró en la UE sus cuentas habían sufrido una suerte de maquillaje financiero ya que, de otra forma, Europa (es decir, Alemania y un puñado de adláteres) hubiera creado una barrera de entrada que hubiera resultado infranqueable para la población helénica. Entre  1991-2007, Grecia aumentó el gasto público en un 50% (medidas contra la austeridad que tanto se pone en tela de juicio en estos días, llevadas al extremo) y su deuda soberana superó el 177% de su PIB cosa que no estaba, ni de lejos, dentro del 60% permitido por  las reglas de juego que, libremente, escogieron los griegos al acceder a esta configuración de Europa (que no es la mejor, obviamente, pero es la que es, para todos). Así la cosa resulta que el BCE está conminando a Grecia a realizar un esfuerzo imposible. Imposible porque no funciona el pedir un crédito para pagar otro crédito (pasar el dinero de un acreedor a otro sin dejar nada en caja y aumentar la deuda por intereses) pero, ojo porque, esto, lo llevan sabiendo los autónomos y PYMEs de este España desde siempre y no sale en todos los medios a todas horas (y quizá debiera). Esto  no permite reestructurar la deuda ni ganar financiación en mercados pero, claro, ¿cuál es la alternativa?

Cuando se habla de una salida real del euro parece más bien un farol por ambas partes ya que, por ejemplo a España, entre lo aportado en líquido y lo avalado, le supondría 25000 Mill € (no olvidemos que España ha tenido que solicitar crédito para salir al frente de esta contigencia y los intereses también los vamos a pagar cada español, a razón de cerca de 600 € por persona). A toda Europa la cifra ascendería a 290000 Mill €. Los compradores de bonos de las naciones de la eurozona con más problemas seguramente empezarían a exigir pagos más altos para compensar los riesgos de su inversión lo que afectaría negativamente al euro y aumentaría la inestabilidad en países con mayor representación y peso específico en la economía global.

fmi

De otro lado, Grecia, tampoco saldría bien parada ya que su bono estatal sufriría un rating que pondría la prima de riesgo en más de 1700 puntos según estimaciones del BCE y FMI , lo que supone una incapacidad absoluta de buscar financiación en mercados externos a corto plazo. Luego, tendría que crear un sistema nuevo de divisa que viviera aparejado en un primer momento al euro pero con un formato de pagarés estatales o fórmula similar. No tiene tiempo para ello porque el corralito actual apenas le garantiza liquidez para dos semanas.

Y ¿si se le perdona en todo o en parte?

Aparte de correr el riesgo que las políticas que la llevaron a esa situación perduren o peor, se vean reforzadas por el impulso de autonomía de facto del referéndum, daría alas a una horda de partidos emergentes antieuropeístas que postularían por incurrir en la morosidad para evitar agravios comparativos. Se generaría una situación de impago tácito que afectaría a la credibilidad y garantía del propio BCE en su conjunto y de los distintos estados soberanos de forma individual. En muchos Estados se han realizado recortes. Sin ir más lejos, en España, se ha metido tijera en sueldos de funcionarios desde el gobierno central y los gobiernos autonómicos, se han congelado pensiones, se ha disminuido la capacidad económica de los trabajadores del sector privado, se ha precarizado la sanidad y la educación, se han reducido las prestaciones sociales, los servicios de atención primaria, la investigación… y esto… para qué lo hacemos si, total, haciendo un referéndum y poniéndonos nosotros de acuerdo en que no creemos que debamos pagar al resto… , Europa levanta las manos y admite nuestra decisión… ¿no? Y entonces… ¿siempre pagan los mismos? Sería un problema de solvencia por contagio y una falta de garantías en los créditos que crearía un sistema de inseguridad al prestamista (figura necesaria aunque nos incomode y repugne) y al inversor ( que resultando necesario habida cuenta de que en este mundo globalizado no se puede ser autosuficiente y se depende de la importación para subsistir y de la exportación para tener liquidez no vería garantías en sus actuaciones).

Entonces, ¿no hay solución?

Lo que no existe es una solución fácil porque choca frontalmente las políticas de austeridad exigidas por la Troika (que hasta ahora han servido sólo para recortar un 25% de la economía griega y aumentar el paro en un 26%) con las medidas gasto público que han venido demandando los sucesivos gobiernos (aunque, para abordarlas aun sin saber su efectividad, se requiere financiación).

Lo que nadie debe pensar es que la solución se puede tomar unilateralmente por ningún bando ni que pueden tener éxito recetas políticas sin las económicas o viceversa. Ahora que parece que las posturas económicas están más cerca, se ve cómo Europa levanta, a todo correr, un muro para aprovechar la asfixia de la población griega para condicionar su devenir en la tarima política. Y mientras, el pueblo griego, que es quien está asumiendo todo el peso punitivo de una mala gestión, cansado, extenuado, con fogonazos de esperanza retransmitidos desde los medios de comunicación lucha por conservar un poco de dignidad ante el tormento y la incertidumbre de cada día. Pero… cuánto tiempo puede vivir un pueblo en estas condiciones…

AUTOR: FCO JAVIER LUQUE

Más entradas del autor para FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: