ENTRADAS

18 sep 2017

¿QUÉ INFORMACIÓN PONER EN UN MAPA DE METRO?

Si habéis viajado alguna vez en metro, os habréis dado cuenta de que los mapas que encontráis en andenes, galerías o panfletos son muy simples, en ellos sólo aparecen las distintas líneas de metro, las intersecciones con otras líneas para conocer dónde se pueden hacer los transbordos y con qué líneas se pueden hacer así como las distintas estaciones por las que circula este ferrocarril.

Pero esto no ha sido así siempre. Originalmente los mapas del metro eran mapas que reproducían fielmente la realidad y eran realizados a escala. Es decir, los mapas se elaboraban de forma que aparecían las curvas sinuosas que marcaban las trayectorias de las distintas líneas  y guardaban la proporción de las distancias reales entre estaciones.

En la siguiente figura podemos ver cómo era el mapa del metro de Londres antes de que tuviera su forma actual.

Mapa del metro de Londres 1930 (Fuente: www.disup.com)

Mapa del metro de Londres 1930 (Fuente: www.disup.com)

Esta forma de realizar los mapas hacía que, cada vez,  resultara más complicado interpretar los mapas ya que aparecía una enorme cantidad de información que enmarañaba la localización de un punto determinado.

Pero, ¿es esto realmente útil para el viajero?, ¿cuál es la información que realmente interesa al viajero? Al viajero le interesa saber únicamente las paradas de las líneas de metro, con el orden correspondiente, claro, y las intersecciones entre las distintas líneas ya que en ocasiones hay que realizar transbordos para llegar al destino deseado.

Eso es lo que pensó el ingeniero electrónico Henry Charles Beck (1902-1974), quien en 1933 diseñó el actual mapa del metro de Londres eliminando los datos que no eran de utilidad para el viajero y dejando únicamente los que si son necesarios.

Henry Charles Beck (Fuente: Wikipedia)

Henry Charles Beck (Fuente: Wikipedia)

Beck realizó el mapa del metro utilizando distintos colores para las distintas líneas de metro y señalando únicamente las distintas paradas y los puntos de corte de las líneas. Sus mapas no guardan escala alguna.

Primera edición del mapa del metro de Londres por Harry Beck, 1933 (Fuente: www.disup.com)

Primera edición del mapa del metro de Londres por Harry Beck, 1933 (Fuente: www.disup.com)

Esta idea ya había sido utilizada años antes por el matemático Leonhard Euler (1707-1783) para resolver el conocido problema de los puentes de Köenigsberg. Por si no lo conocéis recordaremos el problema.

La ciudad de Köenigsberg (hoy Kaliningrado, Rusia) está bañada por el rio Pregel, formando dos islas, éstas estaban unidas a las orillas y entre sí mediante 7 puentes. Ente los ciudadanos surgió un juego consistente en intentar dar un paseo atravesando los 7 puentes una y sólo una vez y regresando al lugar de partida.

Puentes de Köenigsberg (Fuente Wikipedia)

Puentes de Köenigsberg (Fuente Wikipedia)

Euler resolvió este problema de manera magistral y para ello simplificó el problema designando por puntos a las distintas porciones de tierra y por líneas a los puentes.

A través de este diseño logró demostrar la imposibilidad de realizar un trayecto como el descrito por los habitantes de la ciudad  de Köenigsberg.  La resolución de este problema dio origen a una nueva rama de las matemáticas: la topología.

Representación del problema de los puentes de Köenigsberg (Fuente: Wikipedia)

Representación del problema de los puentes de Köenigsberg (Fuente: Wikipedia)

Volviendo a la cuestión de los mapas del metro Beck fue confeccionando los de todo el metro londinense en su tiempo libre  y cuando los dio a conocer tanto los ciudadanos como las autoridades  fueron reacias a un cambio tan radical en la forma de representar los mapas, sin embargo, poco a poco se fue adoptando este sistema  y no sólo en Londres, sino también en las principales ciudades de todo el mundo que comenzaron a realizar sus mapas de metro siguiendo los patrones establecidos por este eficiente ingeniero.

Beck mantuvo sus mapas en constante evolución produciendo en ellos pequeñas mejoras con el paso del tiempo, aunque la filosofía seguía siendo la misma: plasmar en ellos la información útil para el viajero obviando el resto de información, incluida las proporciones entre las distancias reales y las marcadas en el mapa.

Mapa actual del metro de Londres (Fuente: www.londres.es/metro)

Mapa actual del metro de Londres (Fuente: www.londres.es/metro)

Con el paso del tiempo Londres ha conmemorado la figura de Beck con una galería en el Museo Regional Transport donde pueden verse las obras de Beck además de una placa conmemorativa en la estación de metro central de Finchley.

AUTOR: FRANCISCO MORANTE QUIRANTES @fdetsocial

Más entradas del autor para FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: