ENTRADAS

9 nov 2015

PERIODISMO CIUDADANO, LA VOZ DE LA SOCIEDAD

Periodismo ciudadano:el quinto poder de la comunicación

Hoy en día, es muy común enviar imágenes de acontecimientos cercanos a los medios o interactuar en redes sociales. El periodismo ciudadano aporta información, principalmente local, que los medios de comunicación no recogen. Así lo afirma un estudio realizado en Estados Unidos sobre medios ciudadanos reflejado en el Informe sobre la transformación de los medios de comunicación. El 82% de los encuestados confirman este hecho. Por otra parte, el 77% declara que la información ciudadana complementa la que transmiten los medios y, el 74%, piensa que fomentan el feedback con la sociedad. Y es que, como bien refleja este escrito, en los últimos tiempos, el periodismo ciudadano ha irrumpido con fuerza en la sociedad.

Periodismo ciudadano

Periodismo ciudadano

Son varios los objetivos de esta nueva forma de hacer periodismo. Como publica el reportaje Periodismo ciudadano: voces paralelas a la profesión periodística de la revista Chasqui, entre ellos se encuentra incitar cambios, principalmente en el sistema social, algo muy notable en los últimos tiempos. Para el llamado padre del concepto civic journalism, Marcio Fernández, la prensa actual tiene que ser capaz de trascender la misión limitada de contar noticias, ayudando también a la vida pública.

Shayne Bowman y Chris Willis definen el periodismo ciudadano como un acto de la sociedad, o de un grupo de ciudadanos, con un rol activo en el proceso de recogida, análisis y difusión de noticias e información. Los medios necesitan de la población para llegar a los rincones que por sus propios medios no pueden hacerlo. “Mis lectores saben más que yo” dijo Dan Gillmor.

Actualmente, con la llegada de Internet a nuestras vidas, podría decirse que periodistas y ciudadanos se encuentran en igualdad de condiciones técnicas, como afirma Oscar Espiritusanto. Y añade: “Los ciudadanos pueden informar de lo que los medios no informan”.

Y es que hoy la red es una de las principales fuentes de información. El 69% de usuarios se conecta a Internet a través de smartphones, ordenadores y data cards, según afirma el artículo Periodismo ciudadano y Cloud Journalism del autor Joan Francesc Fondevila. De esta manera, se ha abierto un nuevo mercado tanto para las empresas, que han visto en esta nueva tendencia una gran oportunidad, como en la aparición de nuevos perfiles profesionales como Community Manager, una figura cada vez más presente en organismos y empresas.

Están en aumento los medios de comunicación que establecen apartados en los que sus consumidores pueden participar en el proceso informativo. Es el caso de Al Jazeera y The Stream, New York Times con Whatching Witness, la CCN con iReport y The Guardian Wirness de The Guardian. Según Oscar Espiritusanto, iReport de CNN cuenta con un millón de visitas al mes, y unas 20.000 informaciones al año. Ya lo decía Manuel Castells: “Los grandes medios o se alían con Internet y el periodismo ciudadano, o se convertirán en marginales”. Este tipo de noticias animan a los vecinos a participar en el proceso informativo sobre temas que los grandes medios ignoran. Espiritusanto cuenta que los Estados ahora están custodiados por un “quinto poder” que son los ciudadanos.

También es considerado como una herramienta de vigilancia política. Hecho destacado y visible en aquellos países que gozan de libertad limitada. Ejemplo de ello fueron las manifestaciones preelectorales de Irán en el año 2009, así como las protestas de Túnez y Egipto en 2011. El éxito del movimiento ciudadano en la red fue tal, en el último caso, que el Gobierno censuró las redes móviles, Twitter y Facebook.

Son muchos los momentos destacables promovidos por el periodismo ciudadano. En 2014, la web periodismociudadano.com destaca la revolución Siria. Gracias a la participación ciudadana, se pudo ofrecer información desde el terreno, con testigos presenciales. Según Time este caso se ha dado a conocer como la primera “Guerra de YouTube”, ya que más de 100 vídeos consiguieron relatar el ataque con armas químicas. Destacable fue también el caso de las protestas de estudiantes contra el Gobierno de Maduro en Venezuela. La represión fue narrada en tiempo real a través de Twitter mediante la creación de etiquetas. También tuvieron repercusión gracias a la participación ciudadana las protestas en Turquía.

El periodismo ciudadano ha llegado para quedarse. A pesar de todas sus ventajas, en palabras de José Manuel Chillón: “Hay que extremar las precauciones ante una posible degradación de la misión profesional”. Los medios tienen que fomentar la participación de calidad. Como dijo Gumersindo Lafuente en Jot Down: “Por primera vez, las audiencias controlan a los periodistas”.

Autora: María José Martínez

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: