ENTRADAS

21 jun 2016

POLÍTICOS DesILUMINATI FRENTE AL AVANCE SOCIAL

 

Una nueva generación política: políticos DesIluminati

No, no me refiero a los “Iluminati”, esa orden secreta que nació en Baviera en la época de la Ilustración y que pretendía fomentar cosas como:

  • La educación de la mujer
  • La igualdad entre los sexos
  • Suprimir la superstición
  • Eliminar la influencia de la iglesia en la vida pública (laicismo moderno)

…y otros “disparates” por el estilo, que fue ridiculizada, vilipendiada y “felizmente” abolida gracias a la presión de la Iglesia Católica hace ya más de 200 años.

POLÍTICOS DesILUMINATI

“Novus Ordo Seclorum” (Nuevo orden de Eras) Lema del grupo masón de los Iluminati.

Curiosamente los  símbolos que se les atribuyeron siguen apareciendo en los billetes de dólar. Y lo más interesante de todo es que, pese a que ellos murieron,  sus magníficas ideas germinaron, fructificaron y siguen vivas. Su iluminación les guio por el camino correcto del avance social.

Hoy, en cambio, disfrutamos de un tipo especial de políticos que caminan en sentido contrario al avance social, por eso se me ha ocurrido denominarlos “políticos DesIluminati”. Para mí los políticos DesIluminati  modernos son los Jordi Pujol, Artur Mas, Sabino Arana, David Cameron… Aquellos políticos que un día recibieron la inspiración divina -no desde la luz de la inteligencia como los Iluminati- sino  mientras apretaban en el excusado, y se dieron cuenta de que si ellos iban a contracorriente se harían famosos, gobernarían los movimientos de rebeldes sin causa, siempre numerosos,  y podrían vivir del rollo político el resto de sus días. Incluso con la nada quimérica probabilidad del enriquecimiento personal (para más información preguntar a Google por Pujol).

Si la humanidad ha seguido el claro camino de: familia,  tribu,  ciudades estado, estados, uniones de estados (EEUU, Europa)… ¿Qué imagina usted que será el futuro? ¿Gran Bretaña independiente? ¿Cataluña independiente? ¿Carchuna independiente?  La historia nos demuestra que la carrera por la unidad en la humanidad es imparable, ¿qué sentido tiene navegar a contracorriente?

Tiene uno muy provechoso para ciertos políticos: hacerse famosos, lograr el poder. Bien es verdad que aunque la gente en grandes masas se comporta –nos comportamos- como borregos, para lograr que un gentío se dé la vuelta, caminen a contracorriente, se revuelvan en contra de la lógica común, es necesario fomentar uno de los sentimientos más fuertes de la humanidad: el odio.

Generar odio es lo que se hizo en el País Vasco, lo que acabó generando a los “ejecutores” de ETA. Generar el odio es lo que se hace en Cataluña donde se ha infiltrado soterradamente este odio al resto del país desde la escuela. Donde se ha utilizado la lengua como elemento separador. Donde se ha retorcido la circunstancia de ser una región industrializada y rica y por tanto, junto con Madrid y otras regiones, ejercer la solidaridad en favor de regiones más pobres, con el eslogan “España nos roba”, cambiando así la generosidad por el odio.

Generar odio es lo que está haciendo David Cameron en el Reino Unido. Utilizó la amenaza de la independencia de Europa en primer lugar para extorsionar a la Unión y lograr beneficios extra que no tienen otros países. Pero para que sus palabras tuvieran un contenido realista tuvo que generar el miedo y el odio hacia Europa advirtiendo a su pueblo del peligro de su pérdida de soberanía en favor de Europa –su enemiga ancestral- de las pérdidas económicas y especialmente ahora del peligro de la “invasión” de los refugiados musulmanes. No olvidemos que los isleños británicos se han pasado la historia luchando contra invasores de todo pelo. La consecuencia del odio desatado ha sido la división del país y, especialmente, la muerte de la diputada Jo Cox por tratar de impedir la extensión de la oleada de odio desatada. De nada ha servido que cuando Cameron fue consciente de que jugar con fuego había provocado un incendio, el “Br€xit”,  se cambiara la chaqueta y se pusiera a defender la unión. Ahora ya es tarde, el daño está hecho.

Concluyo resaltando que el principal problema social que desatan estos “políticos DesIluminati” modernos es el odio, que trae como consecuencia la división de la sociedad y finalmente el enfrentamiento y la violencia. Y sugiriendo que deberíamos presionar a los políticos sensatos a legislar más ampliamente sobre los delitos de odio y promover esta legislación a tribunales internacionales. Un político que genere el odio debería ser apartado de toda función pública de por vida y su encarcelamiento adicional si su campaña de odio ha generado la muerte de alguien.

AUTOR: Profesor Manuel Reyes Camacho

Todos los artículos del autor para FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

1 Response

  1. Pingback : FdeT blog BR€XIT O EL SUICIDIO DEL DesILUMINATI CAMERON - FdeT blog

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: