ENTRADAS

13 may 2016

CONSEJOS PARA PREPARAR LA SELECTIVIDAD O EXÁMENES FINALES

25 CONSEJOS QUE NECESITAS PARA APROVECHAR EL TIEMPO

Antes de darte 25 consejos clave si estás pensando en cómo preparar la selectividad o exámenes finales te diré que lo más importante es realizar un trabajo constante desde comienzos del curso. Y tú dirás… “pues vaya ayuda a estas alturas…” y no vas falto de razón. Es innegable que a este punto de la película ya deberías tener aprendido el grueso del contenido de tus inminentes exámenes pero, como todos hemos pasado por esto (ya veremos lo que les queda a las futuras generaciones con los cambios legislativos que se otean en el horizonte) y algunos, seguimos relacionados directamente con el ámbito educativo, te voy a dar una serie de recomendaciones prácticas, que no de recetas mágicas, que pretenden ser una guía para optimizar el esfuerzo más que un flotador para náufragos académicos. Pero antes…, deja que te explique cómo se guarda la información en nuestro cerebro.

25 CONSEJOS PARA PREPARAR LA SELECTIVIDAD O EXÁMENES FINALES

25 CONSEJOS PARA PREPARAR LA SELECTIVIDAD O EXÁMENES FINALES

Lo primero que voy a decirte choca frontalmente con nuestro instinto de supervivencia académica pues se trata de no agotar todo el tiempo disponible sentado delante de los libros. Hay que partir de que, si te presentas con ciertas garantías a la prueba, habrás estado estudiando en mayor o menor medida durante distintos períodos del curso y habrás ido superando satisfactoriamente las pruebas académicas por lo que, buenas noticias, la  mayor parte de la información que necesitarás, la tienes (aunque ahora mismo no sepas dónde).

Cuando se estudia nuestro cerebro emplea distintas formas de guardar la información pues tenemos datos procedentes de la memoria sensorial, la que ofrecen nuestros sentidos, memoria a corto plazo que es la que usas para aprenderte las fórmulas de estadística el día de antes del examen y que, en dos días, creerás que no habías visto nunca y, por último, la memoria a largo plazo cuya información queda distribuida en distintas regiones del cerebro y acabará consolidándose en un grupo de neuronas cercanas a la zona donde se generó. Las neuronas cuentan con una legión de células acompañantes agrupadas bajo el nombre genérico de ‘glía’. Este tejido, que incluye un tipo de células con forma de estrella denominadas astrocitos es clave en el proceso pues, de forma subyacente a la conocida como teoría de Hebb donde los recuerdos se archivan químicamente gracias a la plasticidad sináptica, funcionan como verdaderos módulos pensantes.

La información de la memoria a corto plazo puede acabar consolidándose en largo plazo si estimulamos de forma repetida su uso y la vamos asociando a sensaciones, recuerdos diversos, datos singulares que se salgan de una escena cotidiana, etc.

Así la cosa se ha demostrado que la asociación semántica ayuda a encontrar rápidamente pares de información y la prueba la tenemos en la filosofía de trabajo de los propios buscadores de Internet. Si, por ejemplo, queremos encontrar en un texto la palabra pincel tendremos más probabilidades de encontrarlo en las inmediaciones de otra palabra relacionada como pintura, color o cuadro que donde se encuentre la palabra electromagnetismo, córnea o pistón. A este método de almacenaje de información le han llamado LSA (Latent Semantic Analysis)

Con lo dicho hasta el momento podemos extraer los primeros dos consejos:

Consejo 1:  para convertir el aprendizaje en significativo debemos emplear distintos canales de estudio entendiendo por tales las distintas vías por donde nos llega la información y esto incluye nuestros propios sentidos. Leer un texto en modo pasivo una vez tras otra nos creará un agotamiento innecesario que no optimizará nuestro trabajo y nos producirá frustración y sensación de pérdida de tiempo. La idea es realizar un trabajo activo, leer el texto (canal 1) para extraer una serie de ideas clave y anotarlas a mano (canal 2) en folio aparte. Leer en voz alta lo que hemos escrito (canal 3) nos ayudará a asociar ideas. Si, además, tenemos ocasión de explicar estas ideas a alguien (canal 4) estaremos obligándonos a realizar un esfuerzo de asimilación y comprensión difícilmente alcanzable de otra manera.

Consejo 2:  asocia una descripción corta (no más de 5 palabras) a cada bloque de contenido que hayas calificado como importante. Esto te permitirá hacer una identificación rápida con la memoria visual a la hora de crear un hilo argumental que dará respuesta a la pregunta de tu examen.

Fíjate que la idea es no estudiar con la misma intensidad toda la materia sino crear grupos de mayor densidad que estarán rodeados de unas zonas de transición donde nuestro conocimiento general de la materia hará posible que creemos unos conectores que nos ayudarán a pasar de una zona a otra. Es, en definitiva, una estrategia para preparar la selectividad o exámenes finales de forma que te ofrezca garantías de éxito.

Cambiar de ambiente es una buena idea cuando rozamos la saturación ya que nuestro cerebro se muestra más dispuesto a engullir información si nos encontramos en nuevos escenarios dado que, como animales que somos, necesitamos adaptarnos al medio y pasar de una habitación a una biblioteca o a un parque ayudará a bajar el nivel de ansiedad en esos momentos en que, por más que lo intentas, la información no se queda.

Consejo 3:  intenta cambiar la zona de estudio cada cierto tiempo por nuevas áreas que reúnan los requisitos para estudiar. Un cambio de aires a tiempo bajará tu ansiedad y te servirá de esparcimiento.

Es posible que uno de los problemas que tengamos sea el ambiente de estudio, no es fácil estar sentado frente a un libro cuando amigos o familiares gozan del buen tiempo previsible de esta época del año así que…

Consejo 4:  estudiar en lugares donde hay más gente realizando esta tarea nos ayudará a incrementar la concentración por asociación y bajará nuestro nivel de estrés.

El lugar de estudio debe reunir unos requisitos básicos que ya te deben sonar,

Consejo 5:  busca una zona de estudio exterior donde, durante el día, puedas tener luz natural  y aire fresco. Lo ideal es que puedas gozar de un ambiente poco ruidoso, en caso contrario, te remito al consejo 4. Encuentra la forma de tener espacio en tu mesa, amontonar libros, carpetas, apuntes, material de dibujo, calculadoras…, sólo te servirá para no encontrar nada y agobiarte de ver todo lo que te queda por hacer.

Uno de los problemas que tiene darse atracones de estudio es la sensación de estar sobrecargados de información aunque, en realidad, no es tal cosa pues tenemos más de 1 billón de neuronas (1.000.000.000.000) con más de mil conexiones que parten de cada una que son capaces de almacenar cerca de 2.5 millones de gigabytes. Es mucho y, además, no podemos borrar ni desfragmentar los datos a voluntad.

Consejo 6:  dosifica tus fuerzas. Crea un horario que te sirva a ti no invirtiendo más de 90 minutos seguidos en estudio intenso.

Consejo 7:  estudiar largos períodos de tiempo una misma materia puede sobrecargarte por lo que plantéate ir cambiando de materias más exigentes o que te agradan menos a tareas más livianas o más agradables para ti.

La hora de estudio ideal cambia de una persona a otra. Los hay con hábitos nocturnos y madrugadores, sobre esto, no hay regla escrita aunque deberás valorar en qué período del día te resulta más fácil concentrarte. Lo que sí está más o menos consensuado es que la primera hora de la mañana y transcurrido un período de descanso tras el almuerzo hasta media tarde son las horas de máximo rendimiento, por lo que debes dejar las materias más sesudas, si es posible, para estos momentos.

Consejo 7:  estudia las materias que te supongan un mayor esfuerzo por su dificultad, extensión o falta de interés al principio de cada sesión, ya que te encontrarás más fresco y receptivo.

Consejo 8:  Si estás estudiando una materia de carácter práctico (matemáticas, física, química, dibujo técnico, tecnología, estadística…) no está contraindicado contar con música (nunca TV) pero ésta debe contar con unos requisitos como son:

  • Nada de auriculares, música en modo ambiente para que quede en un segundo plano
  • Un volumen que cree un ambiente de fondo o invertirás más tiempo del deseado en la tarea que estás haciendo
  • Evita escuchar a tu banda favorita o prestarás una atención excesiva a la melodía y letra
  • Evita escuchar canciones con letras en tu lengua materna, así evitarás que tu oído te haga desviar la atención del objetivo principal

A la hora aclarar dudas al preparar la selectividad o exámenes finales es bueno realizar puestas en común con compañeros que estudien nuestros mismos contenidos pero, recuerda, no es momento para aprender nuevos métodos aprender problemas a base de memorizar problemas resueltos (es imposible que te aprendas todos los posibles problemas que pueden presentarse) o técnicas que puedan confrontar con lo que llevamos estudiado pues en lugar de sumar esfuerzos, acabarán creándonos dudas e incertidumbres.

Consejo 9:  participa de tu estudio con otros compañeros, te permitirá explicar a otros contenidos que ya controlas (lo que te servirá de refuerzo) y aprender de alguien con quien tienes afinidad conceptos que pueden haber quedado parcialmente entendidos de las explicaciones de clase.

¿Y qué hacemos con las nuevas tecnologías? Sin duda son una herramienta pero aquí debemos ser honestos con nosotros mismos y valorar si estamos haciendo un uso necesario para el estudio o si estamos buscando pretextos para tener nuestro smartphone en las manos y comentar cualquier banalidad con el grupo que hemos creado en las redes sociales para estudiar pero donde no aparece ni una sola pregunta del temario.

Consejo 10: apagar el smartphone (o ponerlo en silencio sin vibración) durante la jornada de estudio y no lo pongas al alcance de la vista. Márcate como objetivo mirarlo sólo en los minutos de descanso entre series de estudio.

Consejo 11: si alcanzas ese estado de tensión que todos hemos padecido alguna vez por agotamiento mental pero crees que necesitas seguir con materias que no requieran estar frente al libro, puedes optar por grabar podcast que podrás llevar contigo mientras das un paseo, sacas al perro o corres un rato. Aunque lo ideal es que, si sales para despejarte, sea para eso, para no pensar en el trabajo.

Consejo 12: numerosos tutoriales pueden encontrarse en formato vídeo y pueden hacer que, de una forma muy cómoda, consumamos la información que nos falta para dominar ese teorema que se nos resiste. Aquí puedes encontrar ayuda.

Y …, ¿cómo repercuten estas maratonianas sesiones de estudio en tu salud? Pues no tienen que tener graves efectos si tienes en cuenta unas pocas indicaciones.

Consejo 13: aliméntate bien evitando comidas copiosas. Deja de lado los excesos de carne roja e incrementa el consumo de frutas y verduras.

Consejo 14: la cafeína es un estimulante natural que actúa sobre el sistema nervioso central y nos pone en alerta. Su consumo moderado puede mantenerte alerta y despierto haciéndote más receptivo a tareas de razonamiento abstracto o matemático pero puede provocar un efecto contraproducente si has de pasar largo rato memorizando textos. En estos casos quizá deberías plantearte pasar al té.

Consejo 15: la práctica deportiva es absolutamente esencial en estos momentos de estrés pues liberar la tensión que acumulamos durante las innumerables horas de estudio en posición estática es necesario para mantener nuestra mente sana y despierta. Eso sí, realiza ejercicios aeróbicos (pasear, correr, nadar, montar en bici…) evita ejercicios de musculación que puedan lesionarte (vaya momento sería para un esguince o una fractura) o agotarte tanto que al día siguiente de encuentres aquejado de dolor.

Consejo 16: procura dormir un mínimo de 7 horas y media. Ten en cuenta que la merma en la capacidad de memorizar puede bajar en un 40% tras una noche en vela y perder razonamiento abstracto hasta en un 60%.

Consejo 17: no experimentes el día del examen con tilas y valerianas si no has probado antes el efecto que te producen a ti. Ten en cuenta que puede crearte somnolencia, bajarte la tensión o hacerte sentir disperso y esto no es lo que buscamos. Es preferible serenar los nervios con un paseo, charlando de algún tema animado no relacionado con los exámenes o escuchando música. 

Consejo 18: si vas a necesitar materiales adicionales como útiles de dibujo o calculadora, deja todo listo el día de antes pues no hay nada más desesperante que no encontrar lo necesario cuando el tiempo va justo o encontrarte que algún elemento está roto o en malas condiciones. 

Consejo 19: Si vas a usar calculadora ten en cuenta dos cosas. La primera, asegúrate de tener la pila en buen estado, si no sabes cómo está, cámbiala o lleva una segunda calculadora igual que la que usas habitualmente. Segunda cuestión. No uses calculadoras con las que no estés familiarizado pues no es momento de probar cómo se ponen las potencias, cómo se cambia de modo o qué tecla indica la función inversa. 

Consejo 20: evita los repasos en los últimos minutos antes del examen pues el estado nervioso personal y colectivo hacen muy difícil esta tarea. Lo que sabes, lo llevas dentro, no hay necesidad de agobiarse sino, todo lo contrario, estar tranquilo, sereno y confiado dedicando esos últimos instantes a ganar confianza.

Consejo 21: la formación de corrillos ante la puerta del aula comentando lo que ha caído otros años, los rumores sobre la dificultad…, es inevitable pero debes evitar incorporarte a estos focos de ansiedad gratuita que no aportan absolutamente nada de valor a tu situación personal. Si quieres matar el tiempo lleva contigo un libro de lectura o un ebook o dedica unos minutos a tu red social preferida pero, mantén la mente despejada.

Consejo 22: una vez en el examen dedica unos instantes a controlar la respiración y leer todo el examen, incluso si contiene opciones o modalidades pues saber escoger forma parte también de la estrategia de estudio. Hay que demostrar lo mejor de uno así que deberemos apostar por aquellas preguntas donde nos veamos más sólidos de forma objetiva. Dedicar unos 6-8 minutos a leer todo y escoger adecuadamente no es una pérdida de tiempo.

Consejo 23: comienza el examen por aquellas preguntas que tengas bajo control y más puntuación supongan. Esto te proporcionará confianza y estima y te llevará a un estado interior de calma que necesitarás para afrontar el resto del examen.

Consejo 24: una vez hayas terminado viene la parte más aburrida pero necesaria, toca repasar. Sí, crees que lo has hecho todo bien pero, en el fondo, sabes que no es la primera vez que sentías eso y luego te has llevado las manos a la cabeza cuando te han presentado el examen corregido. Dedica unos momentos a leer todo, asegurarte que lo que has escrito es entendible para cualquiera que esté fuera de tu cabeza, que la caligrafía es aceptable y el orden de las ideas también.

Consejo 25: ten en cuenta que se te presupone una madurez y debes mostrarla escogiendo vocabulario y estructuras acorde a la materia. Razonamientos, justificaciones y deducciones necesarias deben estar en la pregunta que lo requiera, bien expuesto, con buena ortografía y, si lleva expresiones matemáticas, procura que su sintaxis sea correcta y no equivocar los cálculos por no tener en cuenta las unidades adecuadas. 

 

Y ahora que ya sabes cómo tienes que plantear los días que restan hasta tu examen, sólo me resta decirte que, aunque no es plato de gusto, es una experiencia más de las muchas que tendrás en tu vida. Muchos al igual que tú se presentan en tus condiciones y tienen éxito. No soy de creer en la suerte porque eso empañaría el mérito que tiene preparar la selectividad o exámenes finales con el sacrificio que ello conlleva pero espero que sigas estas consejos para que tengas un alto índice de probabilidad de alcanzar tus objetivos.

 

 

Autor: JAVIER LUQUE 

Ver más entradas del mismo autor

 

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

 

 

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

2 Responses

  1. Pingback : FdeT blog TODO LO QUE NECESITAS SABER DE LA SELECTIVIDAD

  2. Pingback : FdeT blog ASÍ ES LA NUEVA PRUEBA DE ACCESO A LA UNIVERSIDAD - FdeT

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: