ENTRADAS

15 abr 2016

SETAS VENENOSAS, CONSEJOS PARA NO MORIR ENVENENADO (II)

//
Comentarios1
/
SETAS VENENOSAS: APRENDE A RECONOCER EL PELIGRO

En la entrada anterior (ver aquí) vimos que las «reglas tradicionales» para identificar setas venenosas son inútiles o peligrosas. La única norma aconsejable para evitar el peligro (aparte de no comer setas, obviamente) es la siguiente: consumir sólo aquellas especies que estemos ABSOLUTAMENTE SEGUROS de conocer. Y punto. No hay otra. En caso de duda, deje la seta tranquila. Es mejor pecar de prudentes, pues el primer error podría ser el último.

SETAS VENENOSAS

CLAVES PARA IDENTIFICAR LAS SETAS VENENOSAS

Más consejos útiles…

El principal: ante la más mínima duda en la identificación de la seta, no la consuma. Es preferible desechar un ejemplar bueno que ingerir por error uno tóxico de aspecto similar.

Es recomendable no consumir setas procedentes de lugares contaminados (junto a fábricas, márgenes de carreteras…), pues los hongos pueden acumular sustancias tóxicas. Lo mismo puede decirse de las que brotan en jardines o invernaderos, si éstos han sido tratados con productos fitosanitarios.

Sea precavido cuando le regalen setas. Quizá por error se cuele alguna venenosa. Hay quien ha muerto por ello. También cabe la posibilidad de que algún desaprensivo al que le dé pena probar con el gato decida practicar el «método del amigo» para averiguar si la seta es comestible…

No es aconsejable tomar setas crudas. Algunos venenos, como los hemolíticos, se destruyen con el calor o la desecación. Por desgracia, también hay setas cuyo veneno no se desactiva con la cocción.

SETAS VENENOSAS: Morchella

Las colmenillas y especies similares deben hervirse o desecarse antes de su consumo, para destruir posibles toxinas. En España está prohibida su comercialización en fresco

Las setas pasadas o viejas pueden sentarnos mal (por ejemplo, un champiñón demasiado maduro, con las láminas muy oscuras). Y no digamos si están llenas de larvas… Asimismo, los ejemplares inmaduros, sin acabar de desarrollarse, pueden ser confundidos con los de otras especies.

Aga_bitorquis

Los champiñones (en la imagen, Agaricus bitorquis) no deben consumirse cuando sus láminas son muy oscuras, señal de que están demasiado maduros

Por si acaso, evítense las setas que presenten a la vez laminillas blancas, volva y anillo en el pie. Hay especies mortales entre ellas y quien quita la ocasión, quita el peligro.

SETAS VENENOSAS: Amanita phalloides

Muchas setas venenosas como la mortífera oronja verde (Amanita phalloides) tiene laminillas blancas (L), un anillo (A) en el pie y una volva (V) en forma de saco en la base. Por prudencia, rechácese cualquier seta que presente estas tres características juntas

Asimismo, conviene evitar las setas de pequeño tamaño. Aparte de que tienen poco que comer, hay especies muy peligrosas entre ellas. Mención especial merecen los parasoles de menos de 5 cm de diámetro, de color blanco y sombrero con escamas (Lepiota spp.), algunas especies pequeñas que aparecen en la madera o sobre piñas (Galerina marginata) o las setitas esbeltas que brotan en los prados o sobre el estiércol (Psilocybe spp., Panaeolus spp., etc.). No sólo las buenas esencias se guardan en frascos pequeños. También la muerte.

Galerina marginata

Galerina marginata es una pequeña seta tóxica mortal que crece en sustratos leñosos

SETAS VENENOSAS: Panaeolus

En el género Panaeolus abundan las especies tóxicas. Debe evitarse el consumo de setas pequeñas y esbeltas, como la de la imagen

Evite los atracones de setas. Si recolecta usted muchas, no quiera comérselas todas de una sentada o un día sí y el otro también. En Internet hay innumerables sitios que muestran cómo conservarlas de forma segura, para que duren mucho tiempo. La moderación es una virtud, y la búsqueda del placer (gastronómico, en este caso) ha de estar regida por la prudencia, como decía Epicuro de Samos. Además del peligro de indigestión, el consumo abundante y repetido puede provocar la acumulación de toxinas en el organismo.

Si se siente mal después de comer setas, ¡déjese de tonterías y acuda al hospital! Incluso en caso de envenenamiento por setas hepatotóxicas, si lo tratan a tiempo se salvará y puede que no queden secuelas. Si conserva en algún rincón de la cocina alguna de esas setas sospechosas, conviene llevarla para ayudar a su identificación. En caso de duda, el teléfono del Instituto Nacional de Toxicología es: 915620420. Si por vergüenza o cabezonería decide usted quedarse en casa, sufriendo en silencio, a ver si se le pasa… Puede que sea una mala idea. O la última.

Hay setas que provocan reacciones alérgicas a ciertas personas. Si una seta le resulta indigesta o le causa urticaria, no persevere en su consumo. El que a otros les siente bien no implica que sea buena para usted. Si insiste, sólo conseguirá que la alergia empeore. En algunos casos, como el de Paxillus involutus, la ingesta repetida puede llegar a causar la muerte.

Paxillus involutus

El consumo repetido de Paxillus involutus puede provocar una reacción autoinmune de consecuencias fatales

En la próxima entrada daremos más consejos, en este caso relacionados con la recolección.

AUTOR: Dr EDUARDO GALLEGO ARJONA. Profesor en UAL

Más entradas del mismo autor en en blog de FdeT

Si quieres participar en el blog como colaborador en alguna de las secciones, envíanos un mail a info@fdet.es 

Grupo FdeT

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

1 Response

  1. Pingback : FdeT blog SETAS VENENOSAS. CONSEJOS PARA NO MORIR ENVENENADO (III) - FdeT blog

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: