Tag

accidentes

Accidentes en el hogar, una amenaza oculta.

Comments0

Sólo en España se producen al año más de 1,5 millones de accidentes en el hogar, lo que significa que 3 de cada 100 habitantes sufren algún percance que afecta a su integridad física o que incluso le produce la muerte.

Mueren una madre y sus dos hijos pequeños en el incendio de su casa en L’Hospitalet.

Las causas inmediatas de estos accidentes están razonablemente bien identificadas, sin embargo, año a año se siguen repitiendo casos que afectan de manera irreversible a las familias que los sufren.

Seguramente cuando Ud. lea este artículo recordará algún caso que haya vivido en primera persona o a través de un conocido.

Es nuestra responsabilidad con nosotros mismos y con las personas de nuestro entorno, identificar y eliminar los factores de riesgo que puedan desencadenar un accidente y así evitar que las estadísticas sigan aumentando.

Los accidentes más frecuentes en el hogar.

Los incendios.

Producen intoxicaciones por humo y quemaduras a las personas sumado a unos efectos devastadores sobre las viviendas.

La sobrecarga de enchufes y regletas eléctricas, es una de las causas que más ha aumentado en los últimos años como consecuencia del incremento en el uso de cargadores de dispositivos electrónicos como móviles, tabletas, ordenadores, etc.

Los incendios en la cocina por sartenes con aceite caliente o campanas de aspiración impregnadas de grasa representan una fuente de riesgo a considerar.

Se estima que aproximadamente 1 000 personas ingresan anualmente en alguna de las siete unidades de atención para quedamos en hospitales de España.

De los más de 23.000 incendios ocurridos en la vivienda, los que tuvieron víctimas mortales fueron ocasionados principalmente por causas eléctricas (18%) y por aparatos productores de calor, como radiadores o braseros (15%). Las personas mayores sufrieron el 50% del número de fallecimientos. Entre las causas de muerte destaca la intoxicación, que afectó a casi 5 de cada 10, y las quemaduras, que quitaron la vida al 40%, sobre todo por no poder escapar de las llamas.

Una instalación eléctrica en buenas condiciones y evitar sobrecargar los enchufes es fundamental para evitar incendios de origen eléctrico.

En la cocina, conviene limpiar de manera periódica la campana para evitar que la grasa se acumule provocando una auténtica chimenea de fuego que en pocos minutos puede inundar de fuego toda la estancia y posteriormente extenderse al resto de la vivienda.

También hay que saber actuar en caso de que una sartén con aceite genere una llama; debemos evitar dirigir un chorro de agua que esparciría el líquido inflamado agravando la situación. Es habitual que durante una extinción la persona resulte con quemaduras al verter agua o disparar un extintor sobre la sartén. El uso de un paño mojado o incluso una manta ignífuga es la mejor solución para sofocar un incendio en sus primeros instantes.

Cada vez más se están instalando en los hogares detectores de humos que alertan cuando comienza un incendio y que resultan vitales en una detección temprana del conato de incendio.

Las caídas.

Representan la causa principal de muertes y lesiones con secuelas de los accidentes en el hogar.

La salida y entrada en la ducha es un punto crítico, subir y bajar las escaleras y las zonas de paso cruzadas por cables u otro tipo de objetos que puedan producir accidentes de diversa consideración.

Las tareas de limpieza donde debemos acceder a una zona alta, representan también escenarios propicios para las caídas.

El uso de asideros en las duchas y de elementos antideslizantes en el piso de bañeras y platos de ducha reducen la posibilidad de tener un resbalón en un entorno que suele estar húmedo y resbaladizo.

Agarrarnos al pasamanos de las escaleras cuando subimos y bajamos es un modo sencillo para evitar una caída escaleras abajo.

Fundamental en las tareas de bricolaje y limpieza utilizar escaleras de mano de calidad, evitando a toda costa subirnos a elementos del mobiliario como muebles, sillas, cajones, etc.

Los huecos horizontales y verticales como pozos, arquetas, ventanales, bordes de forjados…deben estar protegidos mediante tapaderas, losas de hormigón, barandillas, redes, etc…que eviten que alguien pueda caer de manera accidental.

Ahogamientos

El ahogamiento puede producirse por atragantamiento al obstruir algún elemento como comida, globos o partes pequeñas de juguetes las vías respiratorias. También por inmersión prolongada en piscinas o pilas.

Los globos son peligrosos, provocan el 29% de atragantamientos en los niños.

Elementos como globos o juguetes pequeños deben estar fuera del alcance de niños pequeños.

La comida debe cortarse en porciones pequeñas y fácilmente masticables antes de ser introducidas en la boca y debe triturarse bien durante la masticación.

Todos los miembros de la familia deben estar familiarizados con la maniobra de Heimlich, también la forma específica para bebés en caso necesario, para desobstruir las vías respiratorias en caso de atragantamiento.

En cuanto a las piscinas, todas las personas que se muevan por sus inmediaciones deben saber nadar para mantenerse a flote en caso de caída a su interior. La presencia de alguna escala, cuerda o asidero junto al borde, representa un medio de protección sencillo pero muy útil.

Intoxicaciones

La ingesta accidental de medicamentos o productos de limpieza y también por comidas en mal estado que puedan ocasionar reacciones alérgicas supone un riesgo potencial de intoxicación.

Mantener las sustancias y productos químicos como los medicamentos y los productos de limpieza en armarios controlados y fuera del alcance de los más pequeños del hogar en la mejor manera de evitar accidentes por esta causa.

Otra situación que pueda producir una intoxicación en la mezcla de productos que reaccionen entre sí, como las bases y los ácidos y que puedan generar gases y vapores nocivos. Leer bien la información de los productos y especialmente sus incompatibilidades nos ayudará a evitar las situaciones de riesgo.

Un 30% de los ahogos se producen como consecuencia del contacto con productos químicos.

Cortes y contusiones

Los cuchillos producen la mayor parte de lesiones por corte. Se puede observar que en fechas como la Navidad aumentan las atenciones en urgencias médicas por cortes al cortar jamón.

El mobiliario de cajones, las mesas y las sillas provocan un porcentaje considerable de aplastamientos.

Utilizar cuchillos de buena calidad, bien afilados, colocando la mano libre fuera de la “línea de fuego”, tener la zona de corte despejada de objetos que estorben, cortar sobre una buena tabla de cocina y fijar adecuadamente la pieza del jamón sobre una tabla jamonera harán que podamos disfrutar de una buena ración sin sobresaltos.

Mantener los cajones cerrados y los utensilios que puedan cortar o pinchar bien ordenados en su interior ayudará a su fácil localización evitando laceraciones al rebuscar en su interior.

Niños y ancianos, dos colectivos a cuidar.

Los niños son un grupo a considerar de manera especial por tener una menor percepción del riesgo y por no gozar de las habilidades necesarias ante una situación de riesgo. Sin embargo debemos centrar una especial atención en dos líneas: la primera, despertando en ellos un nivel de alerta permanente ante los riesgos en el hogar, enseñándoles a identificarlos y a evitarlos de manera proactiva. La segunda, incentivando una cultura preventiva a través de nuestro propio ejemplo de manera que, por imitación, acaben incorporando hábitos y comportamientos seguros ya desde sus primeros años que les sirvan en su edad adulta para ser conductores y trabajadores seguros. Juegan un papel crítico las acciones de concienciación y formación sobre estos aspectos en colegios, institutos y universidades.

Los ancianos, especialmente aquellos que viven solos, también pueden estar más expuestos y tienen una menor capacidad de reacción ante cualquier situación de emergencia.

Tener ayuda de sus familiares para mantener las viviendas en buenas condiciones de orden y limpieza es una buena base para evitar accidentes. Disponer de los números de emergencia o tele-ayuda es una manera rápida de pedir ayuda en caso de necesitarlo.

CONCLUSIONES:

Éste ha sido solo un paso rápido por algunas de las causas y medidas de protección que debemos aplicar en nuestro día a día, en nuestro hogar, en nuestro entorno, con nuestros familiares y amigos. Es posible profundizar más en cada uno de los apartados pero, es más importante aún que saquemos lecciones aprendidas y empecemos a tomar acciones diarias para eliminar los riesgos presentes en nuestro hogar.

Es condición en nuestra sociedad, eludir la responsabilidad que cada uno de nosotros tenemos para que se produzcan accidentes, me sorprendo leyendo una de las fuentes para la preparación de este artículo, el informe DADO 2011-2012 basado en encuestas a personas que han sufrido accidentes que “casi la mitad de los entrevistados consideran que sus lesiones han sido fortuitas (43,8%) y un porcentaje elevado atribuye el percance al descuido o imprudencia / temeridad”.

Aludir a que los accidentes se producen “porque tienen que pasar” y no asumir nuestra responsabilidad individual y colectiva para generar dinámicas y entornos seguros, nos debilita como sociedad y nos hace vulnerables a estas amenazas, bloqueando la aparición de la cultura de seguridad.

Podemos empezar chequeando en nuestros propios hogares qué medios materiales y protocolos de actuación tenemos implantados. Un buen “kit de seguridad del hogar” podría empezar por:

  • Botiquín.
  • Extintor de polvo ABC 6kg.
  • Manta ignífuga para la cocina.
  • Detectores de incendios.
  • Listado de números de emergencia.
  • Maniobra de Heimlich.
  • Protocolo PAS (proteger, avisar, socorrer).
  • ……………………………………

La Seguridad comienza con una decisión®

Safety begins with a decision®

Autor: FRANCISCO JAVIER LARA COLMENERO

Más artículos del autor para el blog de FdeT

Si quieres realizar alguna pregunta o contactar con nosotros, envíanos un email a fdetformacion@gmail.com

Fuentes consultadas:

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

COMUNICACIONES IMPACTANTES: EL TEMOR FUNCIONA

LAS COMUNICACIONES IMPACTANTES EN LA PREVENCIÓN DE ACCIDENTES

Diversas experiencias demuestran que, en el ámbito de la Seguridad, el miedo o el temor funciona, en general, cuando más directo y crudo es el mensaje ya que presenta un mayor impacto sobre el lector. Se trata de marketing aplicado al consumidor laboral. El temor atrae la atención y se utiliza con éxito en algunas compañías de seguridad, protección contra incendios, aseguradoras, campañas de Tráfico y Seguridad Vial, etc.

COMUNICACIONES IMPACTANTES

Comunicaciones impactantes mostrando accidentes reales ayudan a evitar la repetición del accidente

(más…)

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

ANÁLISIS DE CAUSAS DE ACCIDENTES: FALLO HUMANO

Causas de accidentes: factores clave que favorecen el “fallo humano”

En lo relativo a los accidentes y debido a la influencia del factor humano en el «cómo» y el  «porqué» de su origen se han identificado y estudiado una serie de factores que son relevantes en el desempeño humano (del trabajador).

causas de accidentes

Investigando causas de accidentes

(más…)

Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

LA FATIGA PRODUCE ACCIDENTES

La fatiga, un factor en contra de la seguridad.

Se puede definir la fatiga como el cansancio que se experimenta después de un intenso y continuado esfuerzo físico o mental. Es una definición, en efecto pero, ¿en qué medida la fatiga puede generar incidentes peligrosos en el entorno laboral?…seguramente, en un porcentaje más alto del que nos pensamos.

cansancio

(más…)Compartir:
Facebooktwittergoogle_pluslinkedin